Público
Público

La UE no logra un acuerdo sobre Guantánamo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los países de la Unión Europea no lograron el lunes ponerse de acuerdo sobre la ayuda que prestarán al presidente de EEUU, Barack Obama, para cerrar la prisión de Guantánamo, y concluyeron que cada nación debe decidir por sí misma si acepta a algunos presos.

"No es una cuestión fácil y depende de cada país decidir", afirmó el ministro checo de Exteriores, Karel Schwarzenberg, citando "una serie de asuntos políticos, legales y de seguridad que requieren más estudio".

"La responsabilidad principal de cerrar Guantánamo es de Estados Unidos", dijo, y añadió que sin embargo, la UE celebrará más reuniones sobre si es posible alguna forma de coordinación entre los estados miembros.

Algunos estados, como Holanda y Austria, han dicho que no están dispuestos a aceptar presos, y el Gobierno alemán está dividido sobre el tema.

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, sugirió que se intentase al menos decidir conjuntamente qué presos deberían ser admisibles en la Unión.

Obama ordenó la semana pasada que la cárcel situada en la bahía de Guantánamo, en Cuba, se cierre en el plazo de un año. Muchos consideran esta prisión como un símbolo de los abusos cometidos en nombre de la "guerra contra el terror" de la Administración Bush.

Los estados miembros de la UE espera que la nueva Administración estadounidense contacte pronto con ellos para ver si podrían acoger a alguno de los 245 detenidos que permanecen en Guantánamo, explicó Steinmeier a los periodistas.

El Gobierno de Bush intentó en vano persuadir a sus aliados de la UE para que aceptaran a algunos de ellos, pero los gobiernos europeos, que llevan años pidiendo el cierre de la prisión, ahora quieren reparar relaciones con EEUU.

"Necesitamos estrechar la mano de Estados Unidos. Es un nuevo comienzo, Guantánamo se ha cerrado y estamos encantados", dijo el finlandés Alexander Stubb a su llegada a la reunión.

POSIBLE PERSECUCIÓN

Stubb indicó que la UE debería contemplar la posibilidad de aceptar a presos contra los que no se han presentado cargos pero que no pueden volver a sus hogares, y evaluar cualquier solicitud de estatus de refugiado.

El número de estos presos está entre 55 y 60, incluyendo uigures musulmanes chinos que según Washington no pueden volver a China porque serían perseguidos, libios, uzbecos y argelinos que correrían peligro en sus países natales.

El titular sueco de Exteriores, Carl Bildt, dijo que aceptar a los internos de la prisión no podía ser una decisión comunitaria porque suponía una responsabilidad nacional.

"Incluso si nos dicen que no son peligrosos, después de siete años (en Guantánamo), deben estar bastante enfadados", dijo a Reuters un importante diplomático europeo.

"Sinceramente, no creo que a nadie le gustaría tener a un detenido de Guantánamo como vecino", y agregó que solo se deberían aceptar a los que se puedan integrar.

El diplomáticos señaló además que esto podría provocar una reacción pública a pesar del fuerte apoyo que tiene Obama en la Unión.

Francia quiere que el coordinador antiterrorista de la Unión, Gilles de Kerchove, viaje a EEUU para mediar entre Washington y los estados europeos sobre el tema, indicó un diplomático francés.