Público
Público

La UE pide avances en democracia y derechos humanos a Bielorrusia para profundizar la relación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea (UE) planteó hoy a Bielorrusia una serie de objetivos sobre democratización y derechos humanos que de ser alcanzados de aquí a noviembre podrían traducirse en ayudas financieras y una relación bilateral más estrecha.

Por el momento, "la situación política no alcanza las expectativas de la UE", aseguró hoy el ministro sueco de Asuntos Exteriores, Carl Bilt, que representó a la presidencia de turno del Consejo durante la "troika" bilateral celebrada hoy en Bruselas.

Ambas partes retomaron las relaciones a alto nivel el pasado octubre, en lo que fue considerado como una "señal" de la UE por la liberación de todos los presos políticos en Bielorrusia, considerada la última dictadura de Europa.

Por su parte, el ministro bielorruso de Exteriores, Sergei Martynov, advirtió hoy de que la relación con la UE es en las dos direcciones, y de que ellos también tienen expectativas en liberalización de visados y unas relaciones comerciales más ventajosas.

Bielorrusia tiene como principales socios a Rusia y a la UE a través de la Asociación Oriental, recordó el ministro.

Moscú espera que reconozcan la independencia de Abjasia y Osetia del Sur, separadas de la pro-occidental Georgia el pasado agosto.

"Es un asunto muy complejo para los implicados y para los no implicados, que estamos estudiando muy seriamente. No hay todavía decisiones finales", afirmó el representante del régimen del presidente Aleksander Lukashenko.

Por su parte, la comisaria de Relaciones Exteriores y Política de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner, recalcó que la Comisión Europea (CE) ha mostrado su "buena voluntad" al doblar de cinco a diez millones de euros la asistencia a Bielorrusia en 2009, algo que les gustaría también hacer en 2010.

El pasado octubre, los ministros de Exteriores comunitarios acordaron suspender durante seis meses la prohibición de que algunos responsables oficiales, entre ellos el propio Lukashenko, viajen a territorio de la UE.