Público
Público

La UE pide ayuda humanitaria para el Congo pero no una fuerza de paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Exteriores de Francia, Bernard Kouchner, y el Reino Unido, David Miliband, pidieron hoy ayuda humanitaria "urgente" para la región del este de la República Democrática del Congo, pero no reclamaron una fuerza europea de interposición.

Los responsables de las dos diplomacias visitaron en los últimos días la región, afectada por una crisis humanitaria tras un conflicto armado provocado por un levantamiento rebelde.

En un comunicado conjunto, Kouchner y Miliband hicieron un llamamiento a la comunidad internacional para que acudan de forma "urgente" en ayuda de la región.

"Las necesidades humanitarias inmediatas son evidentes (...) Las urgencias en alimentación, agua, vivienda y cuidados médicos deben ser cubiertas gracias a la movilización internacional", afirmaron en el comunicado.

Los ministros piden además que se garantice la seguridad de las rutas que permitirán que llegue la ayuda al norte de la región de Kivu, donde la mayor parte de los campos de refugiados están aislados y son de difícil acceso, pero no se refirieron al despliegue de ninguna fuerza internacional.

Francia, que este semestre preside la Unión Europea (UE), había sugerido en los últimos días el envío de una fuerza europea de intervención para apoyar a los cascos azules desplegados en el Congo.

Hacer llegar esa ayuda "precisa de una coordinación local e internacional porque sin una determinación nueva y enérgica de la comunidad internacional, la crisis puede agravarse más", indicaron.

Tras reunirse con los presidentes de Congo, Laurent-Joseph Kabila, de Ruanda, Paul Kagame, y de Tanzania, Jakaya Kikwete, que preside la Unión Africana (UA), Kouchner y Miliband reclamaron que se "consolide" el alto el fuego del pasado día 29.

Señalaron que los acuerdos firmados en Nairobi en noviembre de 2007 y en Goma en enero pasado constituyen "una buena base para recuperar el camino de la paz".

Pidieron al Gobierno congolés que "recupere el control de sus fuerzas armadas para poder cumplir sus compromisos" y establecer vías de comunicación con todas las comunidades del país y con sus vecinos.

También reclamaron a Ruanda que adopte "medidas efectivas" para cumplir los acuerdos de Nairobi.

"Todos los Estados de la región deben aportar su concurso para promover la paz, desarrollar la ayuda humanitaria y facilitar el proceso político", indicaron.

De su encuentro con Kikwete, los ministros europeos concluyeron el "compromiso común de la Unión Europea y de la UA para trabajar juntos en la organización de un encuentro internacional que dará un nuevo impulso al cumplimiento de los acuerdos de Nairobi y Goma".

Finalmente, los ministros francés y británico respaldaron la decisión del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de nombrar un enviado especial a la región, al tiempo que pidieron reforzar la misión de la ONU en el Congo (MONUC).