Público
Público

La UE se plantea una lista negra de refugios fiscales tras los 'Papeles del Paraíso'

Las nuevas revelaciones de este fin de semana sobre la evasión en paraísos fiscales han acelerado el proceso de creación de una lista negra que la UE tenía prevista para final de año.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Banderas de la UE a media asta en Bruselas. /REUTERS

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea discutirán mañana martes la creación de una lista negra mundial de paraísos fiscales, según dijeron los responsables oficiales de la UE después de que unos documentos filtrados  mostraran nuevos casos destacados de evasión fiscal.

La decisión de incluir este asunto en la agenda de la reunión mensual llegó después de la publicación en varios medios este fin de semana de los llamados 'Paradise Papers', una serie de documentos financieros filtrados en su mayor parte por la firma legal Appleby que mostraron acuerdos con paraísos fiscales de destacadas figuras públicas.

Los países de la UE tenían desde hace meses en la agenda alcanzar un pacto sobre una lista negra de paraísos fiscales para final de año y las nuevas revelaciones llevaron a una mayor premura del debate, según dijeron los responsables oficiales de la UE. No se espera sin embargo una decisión final el martes.

Tras revelaciones anteriores en la misma línea, como los Papeles de Panamá o los de Luxemburgo, la UE abordó varias medidas para atajar la evasión fiscal, incluida una lista paneuropea de refugios que llevara a desalentar que las empresas se lleven los beneficios logrados en la UE a países con menores impuestos o libres de impuestos, como Panamá y Bermuda.

En este momento, cada país de la UE tiene su propia lista de jurisdicciones que son consideradas poco cooperantes en materia fiscal. Los criterios para definir un paraíso fiscal varían enormemente entre países y algunos de ellos no incluyen jurisdicciones en sus listas negras nacionales.

Una lista de toda la UE tendría previsiblemente más peso. Las jurisdicciones incluidas en la lista podrían ser objeto de sanciones si los países se niegan a cooperar.

No hay detalles del tipo de sanciones que se abordarán, aunque simplemente estar en la lista negra podría desalentar a individuos y compañías que quieran llevar a ellos su dinero.

Algunos países de la UE siguen siendo escépticos sobre la lista negra y ellos mismos son cuestionados por sus injustas condiciones fiscales.

Países más pequeños, como Luxemburgo, Malta e Irlanda, atraen firmas con sus menores impuestos corporativos. Algunos han sido sancionados por llegar a acuerdos con multinacionales que llevan allí sus impuestos, reduciendo los ingresos en otros estados de la UE.

Para frenar la resistencia, la propuesta lista negra se aplicaría sólo a naciones no comunitarias. Además, los países que no cobren impuestos corporativos no serán considerados automáticamente refugios fiscales, según un acuerdo preliminar alcanzado por los ministros de Finanzas de la UE el año pasado.

En cuestiones fiscales, la UE puede tomar decisiones sólo con el respaldo unánime de sus 28 miembros, a menos que se lance un procedimiento extraordinario, una opción que nunca se ha probado hasta ahora.

Para reducir la posibilidad de recurrir a los paraísos fiscales, Bruselas ha propuesto también la creación de registros públicos que muestren a los propietarios reales de las compañías, que se ocultan tras testaferros en firmas pantalla en jurisdicciones en el extranjero.

Ha propuesto también que las grandes multinacionales informen de que tributan sus ingresos en el país en el operan, en un intento de mostrar qué cantidad de sus ingresos se destinan a países con menores impuestos.

Los países de la UE han debatido ambas propuestas durante un tiempo pero aún no han alcanzado un acuerdo.