Público
Público

La UE se plantea una "política activa de seguridad social" contra el paro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de Trabajo de la Unión Europea (UE) iniciaron hoy un debate sobre cómo invertir recursos en una "política activa de seguridad social" contra el desempleo que no se vea afectada por los recortes producidos por la crisis económica.

En nombre de la presidencia de turno de la UE, la ministra para Seguridad Social sueca, Husmark Pehrsson, aseguró en rueda de prensa que tales políticas son fundamentales para ayudar a los parados de larga duración.

"Una política activa de seguridad social debe incluir herramientas para ayudar a las personas excluidas del mercado laboral, y para que las que no puedan trabajar tengan una ocupación útil y participen en la sociedad según sus habilidades", dijo en rueda de prensa durante el Consejo informal de ministros de Trabajo.

La ministra dijo que confía en que este debate desemboque en unas conclusiones que puedan adoptar de manera formal los Veintisiete a finales de noviembre, y abogó por que se incorporen a la estrategia de Lisboa, que se revisará a fondo en 2010, bajo presidencia de turno española.

Dicha estrategia tuvo su origen en la cumbre europea en marzo de 2000 en la capital portuguesa, donde se consensuó un nuevo proyecto de economía basada en el conocimiento, los valores sociales y la ecología.

En los trabajos para la revisión de estos planes, marcados ahora profundamente por la crisis económica, hoy se reunido la "troika" de la Unión Europea (UE) con la Plataforma Social de la UE, compuesta por los interlocutores sociales comunitarios y ONG de los estados miembros.

España, que ocupará la próxima presidencia comunitaria en el primer semestre de 2010, tiene un papel destacado en la planificación de la futura agenda europea en materia social y laboral, junto a Suecia, la actual presidencia, y Bélgica, que tomará el relevo al frente de la UE en julio del próximo año.

El ministro español de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, se mostró hoy ante los medios de acuerdo con las tesis de su colega sueca, y abogó "potenciar las políticas sociales, porque esta crisis va a dejar a muchas personas por el camino".

De hecho, en su intervención ante el foro social, el titular español defendió la necesidad de que la crisis económica no altere la adopción de medidas de protección y formación para evitar el desempleo de larga duración.

En declaraciones a Efe, Corbacho dijo además que confía en que tanto la próxima Comisión Europea (CE), que empezará a trabajar en noviembre, como el conjunto de los estados miembros "tengan conciencia de que hace falta dar un impulso a las políticas de formación y poner recursos económicos".

El ministro sueco de Empleo, Sven Otto Littorin, destacó la importancia del diálogo social en el contexto de crisis, así como que los países europeos consensúen sus actuaciones contra el desempleo.

"Mi colega español está en un gobierno de izquierdas en el sur de Europa, y yo en uno de derechas en el norte, pero tenemos los mismos problemas, da igual de qué partido vengas", resumió.

Incidió en este argumento el comisario de Empleo, Vladimir Spidla, para quien "es imposible para un sólo país desarrollar soluciones a la crisis".

Entre los interlocutores sociales presentes hoy en la localidad sueca, la presidenta de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Wanja Lundby-Wedin, se refirió a una situación "de urgencia" que debe ser solucionada a corto plazo.

"Corremos el riesgo de alcanzar 26 millones de parados a finales de 2010, no podemos seguir con programas establecidos antes de la crisis", recalcó.