Público
Público

La UE pone en marcha una misión civil en Kosovo en la que enviará 2.000 efectivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea ha puesto en marcha hoy su misión civil en Kosovo, con la que enviará a cerca de 2.000 efectivos para contribuir a un futuro estable en la provincia serbia que planea declarar unilateralmente su independencia mañana.

Los Veintisiete han dado el último paso formal para el despliegue de la misión en un procedimiento escrito por el que se aprobó el plan operativo de la misma, después de que ningún Estado miembro mostrase objeciones.

La luz verde definitiva a la misión llega un día antes de la esperada declaración unilateral de independencia de la provincia serbia de mayoría albanesa.

La "Eulex Kosovo", que sustituirá tras un periodo de transición de 120 días a la misión de las Naciones Unidas en la provincia serbia, es la operación civil más importante de las emprendidas hasta ahora por la UE como parte de su política de seguridad y defensa (PESD).

Contará con unos 1.900 efectivos internacionales entre policías, jueces, fiscales y agentes aduaneros, procedentes de todos los Estados miembros salvo Malta, y con un cuerpo local de alrededor de 1.100 personas.

Los primeros equipos empezarán a llegar a Kosovo en una o dos semanas, y la UE preparará además un contingente adicional con 300 policías y agentes aduaneros para que sean desplegados en caso de necesidad.

El objetivo de la misión -tal y como señala el texto aprobado hoy- es "asistir a las instituciones kosovares, a las autoridades judiciales y a las agencias del orden público en su camino hacia la sostenibilidad y la responsabilidad".

La "Eulex Kosovo" debe colaborar además en el "desarrollo y refuerzo de un sistema judicial, una policía y un servicio aduanero multiétnicos y asegurar que estas instituciones estén libres de interferencias políticas".

Según la UE, la mayor prioridad de la misión es hacer frente a las preocupaciones existentes sobre la protección de las minorías, la corrupción y el crimen organizado.

La UE ha aprobado un presupuesto de 205 millones de euros para el primer año y medio de la operación, y ha previsto su revisión cada seis meses.

El general francés Yves de Kermabon será el encargado de dirigir la misión, mientras que los Veintisiete han nombrado al diplomático holandés Pieter Feith representante especial de la UE en Kosovo, para que se ocupe de la vertiente política de la presencia europea en la zona.

Feith podrá ofrecer consejo y apoyo en el proceso político en Kosovo y le convierte en el responsable de coordinar la acción política de la UE en la región.

El mandato de la "Eulex Kosovo" se basa en una "acción común" que precisa que las autoridades de Kosovo son "las creadas sobre la base de la resolución 1.244 del Consejo de Seguridad de la ONU", sin ninguna referencia a un estado independiente.

Algunos países europeos habían expresado sus dudas sobre dicha base legal, pero el proceso jurídico para la puesta en marcha de la misión, que concluyó el pasado 4 de febrero, no fue rechazado finalmente por ningún Estado miembro, gracias a la abstención de Chipre, que en un principio se oponía.

Para los países europeos -en especial para aquellos que no tienen previsto reconocer por el momento un Kosovo independiente- el despliegue de una misión en el territorio no implica el reconocimiento de un Estado.

Por el momento, la UE ha pospuesto cualquier eventual respuesta a la posible independencia de Kosovo hasta la celebración del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores que tendrá lugar el lunes en Bruselas, explicaron ayer fuentes diplomáticas.

En paralelo a la misión policial y a las gestiones políticas, la UE tiene previsto continuar su asistencia económica a Kosovo.

Hasta la fecha, Europa ha aportado alrededor de 1.800 millones de euros para fortalecer las instituciones, promover el desarrollo socioeconómico y avanzar en la integración regional de Kosovo, según datos de la Comisión Europea, institución a través de la que se canaliza la mayor parte de esta ayuda.