Público
Público

La UE quiere ser "más creativa" en la lucha contra el crimen organizado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades europeas deben ser "más creativas" en la lucha contra el crimen organizado, que se aprovecha de las posibilidades que le ofrece la Europa sin fronteras, según instó hoy la presidencia sueca de la UE en una reunión de ministros de Interior y Justicia.

El aumento de la cooperación entre policías y fiscales de los países de la UE, la creación de un "Erasmus para policías" y una mejor acción en la confiscación de los beneficios obtenidos por los criminales son algunos de los objetivos que se marcó en este sentido el consejo informal de ministros que comenzó hoy en Estocolmo.

Los ministros iniciaron hoy una reunión de dos días para diseñar los principales ejes de la política comunitaria en este ámbito para el período 2010-2014 (el llamado "Programa de Estocolmo"), en el que uno de los elementos clave es precisamente incrementar la cooperación frente a las nuevas formas de criminalidad organizada.

"Hay unanimidad" entre los ministros sobre la necesidad de nuevas medidas para combatir el crimen organizado, señaló la titular sueca de Justicia, Beatrice Ask, quien recalcó que la base para una lucha eficaz es "un buen funcionamiento del intercambio de información".

Ask reconoció que el crimen organizado a nivel trasnacional (tráfico de drogas y de seres humanos, delitos económicos o por internet, abuso sexual de niños) supone una "amenaza" para los ciudadanos, por lo que hay un "amplio apoyo público" para aumentar la cooperación entre los países y la eficacia de las agencias comunitarias.

La nueva criminalidad supone "nuevas amenazas" que requieren "una cooperación policial y judicial más estrecha", señaló por su parte el comisario europeo de Justicia y Seguridad, Jacques Barrot.

El ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, no cree que las mafias organizadas vayan por delante de las autoridades a la hora de aprovechar las ventajas de la Europa sin fronteras, sino que "los criminales se organizan muy deprisa y no tienen escrúpulos", mientras que "a los países les cuesta más".

La sueca Ask consideró que las bandas del crimen organizado "no están limitadas por las fronteras", por lo que las autoridades de la UE y sus países miembros "tienen que ser más creativas" para contrarrestar sus actividades.

España aprovechó la reunión para presentar las prioridades de su presidencia comunitaria de turno, que comenzará en enero próximo y que tendrá como tarea inicial comenzar a dar los primeros pasos prácticos en la aplicación del Programa de Estocolmo.

Además, Rubalcaba destacó que España quiere dar una dimensión comunitaria a la lucha contra la violencia de género y poner en marcha un programa Erasmus para policías europeos.

Este programa es necesario porque para incrementar la cooperación entre las policías de los Veintisiete hace falta mejorar la confianza entre los cuerpos de seguridad y "nada mejora más la confianza que la formación conjunta", dijo el titular español.

El programa se llevaría a cabo de forma que los agentes tengan la posibilidad de completar su período de formación en academias distintas a las de sus respectivos países.

Barrot insistió en que la buena circulación de la información es otro elemento "clave" para promover la confianza mutua entre los cuerpos policiales de los diferentes países comunitarios.

Otra cuestión que la UE considera fundamental para el futuro es la confiscación de los bienes obtenidos de forma ilícita por el crimen organizado

El comisario reconoció que hace falta "encontrar medios más eficaces" para incautarse de esos beneficios, una labor que requiere la cooperación estrecha con países no comunitarios.