Público
Público

La UE tratará hoy de cerrar su embargo al petróleo iraní

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea (UE) tratará hoy de superar las reticencias de Grecia para decretar un embargo a las importaciones petroleras procedentes de Irán, una maniobra con la que busca aumentar la presión sobre Teherán, a quien también castigará con nuevas sanciones financieras por su programa nuclear.

Los ministros de Exteriores de los Veintisiete se reúnen en Bruselas con el objetivo de rubricar las medidas, cuyas grandes líneas ya han sido pactadas por representantes de los Estados miembros.

El acuerdo definitivo, sin embargo, está pendiente de Grecia -el país más dependiente del crudo iraní- que quiere un compromiso firme de que el embargo no tendrá consecuencias sobre su maltrecha economía.

Atenas compra petróleo a Irán en condiciones muy ventajosas, dado que el país persa no le exige garantías financieras y quiere poder comprar a otros productores en unas condiciones similares.

El resto de socios de la UE y las instituciones europeas están tratando de ofrecer al Gobierno griego garantías de que se logrará un arreglo favorable y prometen trabajar en una solución, conscientes de que las sanciones al crudo iraní podrían suponer "una nueva carga a las finanzas griegas", según fuentes diplomáticas.

Éstas aseguran que "hay una buena voluntad" por parte de varios productores de crudo para ofrecer condiciones ventajosas a Grecia, pero la cuestión no resulta fácil dadas las dudas sobre las finanzas del país.

Lo que está claro es que la UE no podrá ofrecer mañana nada concreto al Gobierno griego, pero confía en darle garantías de que se logrará una solución.

Salvo Grecia, el resto de países han dado ya el sí a un embargo que, según la versión actual de los textos, prohibiría inmediatamente cualquier nuevo contrato petrolero con Irán y daría de plazo hasta el 1 de julio para poner fin a los ya existentes.

En conjunto, las importaciones de crudo iraní representan el 5,8 % del total en la UE, según datos de 2010, lo que le situaba como el quinto suministrador del bloque, tras Rusia, Noruega, Libia y Arabia Saudí, el país que más podría aumentar sus ventas a Europa.

En ese año, España -que ya ha dado el visto bueno al embargo y considera que tiene alternativas- compró más petróleo a Irán que a ningún otro país, 7.671 toneladas que representaron el 14,6 % del total de las importaciones.

En paralelo, los Veintisiete aprobarán hoy nuevas sanciones económicas contra Teherán, congelando buena parte de los activos del banco central iraní y, posiblemente, de alguna otra institución financiera.

Según el acuerdo de principio cerrado la pasada semana, no se prevé un bloqueo completo al Banco Central, pues se incluye una provisión para permitir que "el comercio legítimo" continúe y para que la deuda iraní pendiente pueda ser pagada a los países europeos, informaron fuentes diplomáticas.

Mientras sigue presionando con sanciones, la UE está a la espera de una respuesta concreta de los negociadores iraníes a su oferta para retomar el diálogo sobre la cuestión nuclear.

Además, de a Irán, los ministros de Exteriores tiene previsto imponer nuevas sanciones a Siria y a Bielorrusia, ampliando la lista negra de personas y entidades.

En el encuentro también se tratará la situación del proceso de paz de Oriente Medio y, a priori, se lanzará un duro mensaje de condena de la política de asentamientos israelí.

Algunos Estados miembros han llegado a pedir sanciones para colonos judíos de los territorios ocupados, pero a priori el Consejo no tomará medidas en este sentido por ahora.

Los ministros repasarán también el cambio político en Birmania, que ha hecho a la UE plantearse comenzar a retirar sanciones al país; en Sudán y en Kosovo.