Público
Público

UGT denuncia el "elitismo" del área única de escolarización de Figar

La sección de Educación del sindicato asegura que eliminar la ubicación geográfica de los criterios de admisión a los colegios públicos genera desigualdad y la segregación de los alumnos "según

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'La libertad de elección de un centro escolar sostenido con fondos públicos podrá ejercerse en todo el territorio de la Comunidad de Madrid, que queda configurada a tales efectos como zona única educativa'. Así reza el artículo 3 del Decreto 29/2013 de 11 de abril del Consejo de Gobierno [pdf], impulsado por la Consejería de Educación que preside Lucía Figar. Dicha normativa cambia los criterios puntuables para la admisión de alumnos en los colegios públicos de Madrid, entre los que se elimina el de proximidad del domicilio a la escuela en cuestión.

Esta medida, junto a otras anteriores como el Bachillerato de Excelencia o los institutos bilingües de la expresidenta Esperanza Aguirre, provocará, en la práctica 'la segregación del alumnado por capacidades o por cuestiones de carácter socioeconómico' y la consecuente vulneración del derecho a la igualdad de oportunidades. Así lo denuncia la Federación de Enseñanza de UGT Madrid (FETE-UGT), que ha elaborado un informe sobre las consecuencias que tendrá la aplicación del decreto recién aprobado [ver pdf aquí].  Para el sindicato los nuevos criterios se basan 'en la competitividad entre los centros, donde la calidad no estará al alcance de todos y las diferencias se verán acrecentadas'. 

La argumentación de la Consejería de Figar para llevar a cabo este cambio en la legislación se basa en la protección del 'derecho de los padres, según sus convicciones, para educar a sus hijos menores'. Una excusa utilizada también por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, para garantizar la financiación pública de los centros que segregan por sexo o para 'españolizar a los alumnos catalanes ' con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), pero que se contradice con otras medidas aprobadas por su propio Gobierno del PP. De hecho, la propia consejera de Madrid cerrará más de una decena de colegios el próximo curso; una decisión que, según la plataforma de afectados Ni un cole menos vulnera, precisamente, la libertad de las familias para elegir el colegio al que quieren que acudan sus hijos. 

Además, según el informe de FETE-UGT, hasta dos informes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señalan el elitismo que se desliza entre el nuevo decreto de escolarización de Madrid. 'Proporcionar plena libertad de elección de escuela a los padres puede dar por resultado la segregación de estudiantes según sus capacidades y antecedentes socioeconómicos y generar mayores desigualdades en los sistemas educativos', señala el informe Equidad y calidad de la educación. Apoyo a estudiantes y escuelas en desventaja, publicado por el organismo internacional en febrero de 2012. Asimismo, en un documento anterior, de 2010, se pone de manifiesto que 'el criterio principal de 25 de 30 países de la OCDE para asignar un centro público, tanto en Primaria como en Secundaria, es su ubicación geográfica, es decir, que esté en el mismo barrio que el hogar del alumno y cercano a él'.

Sin embargo, el sindicato madrileño denuncia que 'la eliminación de la zonificación va a suponer que el alumnado con bajos recursos económicos se va a concentrar en unos centros que, ni siquiera, tendrán que estar próximos'. 'Estos centros entrarán en espiral de degradación porque serán, además, los menos demandados y contarán con menos recursos', justifica el informe.

Por último, FETE-UGT señala también el recurso que la Consejería de Educación ha utilizado para no entrar en conflicto con la aún en vigor Ley Orgánica de Educación (LOE). La normativa estatal vigente hasta una futura aprobación de la Lomce de Wert establece la proximidad del domicilio como uno de los criterios prioritarios en el proceso de admisión. Figar sigue otorgando cuatro puntos a todos los centros de un mismo municipio para establecer la zona única, algo que 'continúa priorizando la proximidad para no ir en contra de la norma, no respeta en absoluto el espíritu de la LOE', concluye el sindicato.