Público
Público

UGT denuncia que el 'modelo Alzira' valenciano causa 2.750 muertes al año

El sindicato asegura que el modelo de sanidad pública privatizada presenta "deficiencias" que repercuten "negativamente sobre la salud y la vida de las personas". Cándido Méndez pide a las administraciones que,

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la Comunidad Valenciana, donde se implantó por primera vez en España el modelo público de gestión privada en la sanidad (el famoso modelo Alzira), mueren cada año 2.752 personas prematuramente. Así lo ha denunciado UGT en su informe Cuestión de vida o muerte, que relaciona dichas muertes con razones que son 'exclusivamente imputables' a las 'deficiencias' en la gestión del servicio público de salud de la Comunidad Valenciana. Hace unas semanas, cuando dicho informe se dio a conocer en la autonomía citada, la consejería de Sanidad ya amenazó con emprender 'medidas legales' contra la organización sindical, según informó el diario El Levante.

Hoy, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, se ha vuelto a mostrar convencido de que privatizar la sanidad puede tener consecuencias 'negativas' para la salud de los ciudadanos y ha pedido a las administraciones que, antes de cambiar el modelo de gestión sanitaria, 'expliquen y demuestren' con datos sus decisiones. Méndez se ha pronunciado así durante la presentación del informe sobre el sistema sanitario 'Cuestión de vida o muerte', realizado por UGT, y que analiza el sistema sanitario valenciano -modelo Alzira-, el 'primero' que inició el 'proceso de privatización', y el impacto que éste está teniendo en la salud de los ciudadanos. Un modelo que, según ha alertado, es el que pretende 'implantar' el Gobierno de Mariano Rajoy en toda España.

'En una situación como la actual, donde la crisis económica se está aprovechando para privatizar servicios públicos fundamentales, como es el servicio público sanitario, antes de tomar esas decisiones, de manera poco transparente, los políticos tendrían que explicar qué efectos tiene la privatización en la salud de las personas. Y más aún, cuando existe ya la experiencia en la Comunidad Valenciana y se ha demostrado que este modelo afecta al 20% de la población'.

De hecho, el estudio realizado por el sindicato y basado en datos 'públicos y publicados oficialmente' entre el año 2007 y 2008, muestra, según ha informado el secretario general de FSP-UGT, Luis Lozano, que las deficiencias en la gestión del servicio público de salud de la Generalitat valenciana causan cada año unas 2.752 muertes prematuras sobre la media nacional. Unos fallecimientos que, a su juicio, no se habrían producido 'si el cuidado de la salud hubiese sido encomendado a los servicios públicos de salud', en lugar de a la 'Agencia Valenciana de Salud de la Generalitat'.

Además, si se compara con la sanidad pública de las comunidades autónomas 'más avanzadas' y 'más comprometidas' en el cuidado de la salud de los ciudadanos, las cifras de estas muertes prematuras se incrementarían hasta en un '50%'. 'Las conclusiones muestran palmariamente que el derecho constitucional a la igualdad de oportunidades en el acceso a la salud mediante un sistema sanitario público gratuito, universal y de calidad, es una entelequia para los valencianos.

'En esta comunidad se está incumpliendo escandalosamente el precepto constitucional y queda demostrado que la salvaguardia de la salud y la igualdad de oportunidades en la asistencia a los ciudadanos no depende del mandato constitucional, sino de las respectivas políticas autónomas y, la mayor o menor, sensibilidad de los gobiernos regionales de turno hacia la salud pública', han destacado.

A lo largo del documento, UGT ha analizado la eficacia del sistema sanitario valenciano, centrándose en las enfermedades del sistema circulatorio, las respiratorias y las patologías crónicas de hígado. Además, ha estudiado cuál está siendo la eficiencia de la gestión, llegando a la conclusión de que aunque la salud de los valencianos es 'mejor' que la media del resto de los españoles, se producen más fallecimientos prematuros.

Además, la esperanza de vida al nacer es de tres meses menos que la media española; la esperanza de vida de buena salud es de un año menos; y la esperanza de vida libre de discapacidad de un año y medio menos. 'Esto está ocurriendo porque, además, la comunidad está a la cola en financiación per cápita en gasto sanitario', ha destacado Lozano.

Dicho esto, el dirigente sindical ha asegurado que, en relación al promedio español, la inversión presupuestaria valenciana por habitante en sanidad es un 12,4% inferior y que, además, la eficiencia económica en la gestión de este presupuesto es 'casi' un 19% más baja.

Como consecuencia de ello, ha proseguido, la cantidad de los recursos humanos y materiales de los que dispone la sanidad pública valenciana, así como el nivel de calidad de las prestaciones que proporciona a la ciudadanía, es un 31,5% inferior. 'Todo este escenario hace que la eficacia sanitaria -capacidad de curar y salvar vidas- del sistema público de salud valenciano sea hasta un 14,61% inferior a la de España en su conjunto'.

Por otra parte, el informe ha reflejado también que la comunidad es una de las regiones que tiene unas mayores tasas de mortalidad en hemodiálisis. 'Son los líderes en el porcentaje de privatización en hemodiálisis en España', pero la tasa de fallecimientos está por encima de la media, ha explicado Lozano, quien ha alertado de que este modelo de gestión también ha hecho que aumente el gasto de las pruebas de diagnóstico por imagen y resonancia magnética.

Tras valorar estos datos, los responsables de UGT han asegurado que es 'escandaloso' el análisis comparativo entre el sistema sanitario valenciano y el del resto de España y han pedido a la Comunidad de Madrid que antes de iniciar el 'proceso de privatización' tenga en cuenta los datos obtenidos en la Comunidad Valenciana. 'Hemos querido que se conozca este sistema para que no lo copien el resto de regiones', ha zanjado.