Público
Público

UGT volverá a la "movilización generalizada" si el Gobierno continúa recortando

Desde el marco del 41º Congreso Confederal que celebra el sindicato esta semana, se plantea someter a sus responsables a un código ético y controlar el uso de las horas sindicales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

UGT prosigue con su 41º Congreso Confederal en Madrid en el que, con cerca de 600 de sus delgados, discute las líneas de actuación para los próximos años. Y, a un día de la clausura, ha querido aprovechar la ocasión para advertir al Gobierno de Mariano Rajoy de que si accede a las peticiones de Bruselas, que ha demandado proseguir con la senda de reformas en el mercado laboral, y plantea el próximo 26 de abril nuevos recortes en las condiciones de trabajo y en los salarios de los trabajadores, no descarta 'volver a una movilización generalizada'. Así lo ha expresado el secretario de Acción Sindical de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT, Carlos Romero, en la rueda de prensa ofrecida por los responsables de los distintos grupos de trabajo que han debatido las enmiendas al Programa de Acción para los próximos años, que se han aprobado por unanimidad.

De esta forma, ha asegurado que 'el papel del sindicato tiene que seguir siendo el de uno que negocia, pero que se moviliza cuando no se tienen resultados'. En este sentido, ha recalcado que a la espera de ver qué batería de medias plantea el Ejecutivo en su nuevo Plan Nacional de Reformas, el sindicato liderado por Cándido Méndez sigue apostando por 'el diálogo y la búsqueda del acuerdo', a pesar del 'incumplimiento' del segundo pacto sobre negociación colectiva. Y, en este sentido, ha avanzado que entre las resoluciones que surjan del Congreso Confederal del sindicato se apostará por un gran pacto por el empleo y las rentas. 

Pese a que Méndez, que ocupa la secretaria general del sindicato desde 1994, vuelve a presentarse para dirigirlo en el próximo período, afirmó antes de que comenzase el Congreso que UGT necesita 'un cambio profundo'. El sindicato sigue 'exigiendo la convocatoria de un referéndum' para testar las políticas económicas del Gobierno y más capacidad para los ciudadanos para plantear este tipo de consultas con carácter 'vinculante'. Y, al calor de las últimas declaraciones, estaría preparando un giro hacia posiciones más beligerantes ante el ejecutivo conservador.

En esta línea, Cándido Méndez indicaba el ayer jueves que el decreto andaluz de expropiar viviendas a la banca para evitar desahucios es una respuesta política 'más razonable' para enfrentar este 'drama', y ha confiando en que sea 'más eficaz' que el 'brindis al sol y la burla' que pretende cometer el Gobierno con la Iniciativa Legislativa Popular sobre desahucios. De este modo, señaló que, si bien no conoce en profundidad la iniciativa andaluza, le parece una medida 'interesante' que es preciso 'observar con atención', ya que da un enfoque distinto al problema de los desahucios.

UGT ve 'interesante' la iniciativa andaluza contra los desahucios

UGT también quiere que, ante la actual crisis, se dé más protagonismo a la ciudadanía, para que opine más allá de los procesos electorales. Lo que reclaman es un 'cambio profundo' para que la sociedad pueda pedir referéndum y que éstos sean vinculantes, ha precisado Camil Ros, secretario de Acción Sindical de UGT-Catalunya. Además, ha informado de que otra de las enmiendas aprobadas tiene como objetivo el que España se convierta en estado federal. 

Mientras, el secretario de Acción Sindical de la Federación de Comunicaciones y Relaciones Internacionales, José Antonio Gracias, ha explicado que UGT ha acordado la necesidad de 'tener una reacción frente a la globalización de la economía' y, por ello, reclamará mayores controles de los especuladores, regular las agencias de rating o la eliminación de los paraísos fiscales. Y el secretario de Acción Sindical de la Federación de Transportes, Comunicaciones y Mar, Eduardo Hernández, ha expuesto, por su parte, la voluntad del sindicato de modificar el modelo productivo para adaptarlo a un mundo globalizado, que integre un modelo energético más eficiente y una banca pública alimentada por las cajas nacionalizadas y el ICO. Asimismo, ha instado a contar con un 'sector público más beligerante con su desmantelamiento'.

El secretario general de la Federación de la Enseñanza, Carlos López Cortiñas, ha avanzado que UGT prevé impulsar un código ético entre sus representantes sindicales, en busca de una mayor transparencia a partir de la activación de 'todos los mecanismos de control' del sindicato. En este sentido, se creará la figura del agente sindical para asesorar a los trabajadores en el seno de las pymes y se establecerá un control de las horas sindicales de sus delegados. En este punto, ha explicado que 'cada delegado tiene la potestad de ejecutar sus horas sindicales, pero se quiere realizar un control para darles un buen sentido y que no se utilicen para otras cosas que no sean la representación'.

Esta tarde será el Plenario del sindicato el que apruebe definitivamente este Programa de Acción, una vez se incorporen también las conclusiones de la comisión encargada de debatir las cuestiones relacionadas con los Estatutos del sindicato, entre las que se encuentran la posibilidad de limitar los mandatos y la simplificación de sus estructuras.

El sindicato también ha reclamado este viernes un pacto de rentas 'global', con compromisos de todos los agentes económicos y cuyo cumplimiento sea 'evaluable', para que además de moderarse los salarios se moderen también los excedentes empresariales.  Y ha advertido de que, pese a la moderación de los precios registrada en marzo, el IPC sigue mostrando un comportamiento 'incoherente' con la 'depresión' que padece la economía española.

UGT ha denunciado en un comunicado que, en esta situación, las empresas continúan elevando sus beneficios y 'aprovechándose' de la rebaja de los costes laborales, incumpliendo de este modo el Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (AENC) que firmaron la patronal y los sindicatos. Asimismo, exige al Gobierno un cambio 'inmediato' en la política económica y social para que el crecimiento sea el centro de la estrategia económica.