Público
Público

Para UGT, el vuelco electoral no legitima los recortes

La central propone que la Confederación Europea de Sindicatos busque un pacto europeo por el empleo. De no conseguirlo, aboga por movilizaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La mayoría absoluta del PP no legitimaría futuros recortes. Es la posición de UGT en boca de su secretario general, Cándido Méndez, que una vez más subrayó ayer la disposición de los sindicatos a dialogar con el nuevo Gobierno del PP, pero que también insistió en que interpretar la victoria de los conservadores como un cheque en blanco que utilizar para justificar posibles recortes es hacer una 'lectura interesada' de los resultados electorales. 'No creo que nadie haya votado para que le suban la luz, el transporte público, para que le cobren más en la factura farmacéutica o para deteriorar la sanidad pública', señaló.

Méndez también dijo esperar que el nuevo Ejecutivo sea consciente de que las políticas de ajuste 'no han tenido resultados' y sea capaz de abstraerse del manual de recetas del FMI. 'Con esta medicina, el enfermo no mejora, y si se aumenta la medicina podemos matar al enfermo', avisó.

'No creo que nadie haya votado para que le suban la luz', señaló Méndez

Tanto UGT como CCOO celebran estos días las reuniones de sus máximos órganos de gobierno entre congresos, el Comité Confederal y el Consejo Confederal, respectivamente, para hacer balance y valoración del panorama político que se abre tras las elecciones del 20-N. Ambas centrales han señalado que esperan que el Gobierno de Rajoy abra un proceso de diálogo social con el objetivo de alcanzar un gran acuerdo que siga las líneas del Pacto por el Empleo que los sindicatos presentaron hace ya meses y que ofrece, fundamentalmente, moderación salarial a cambio de contención de precios y reinversión de beneficios en el tejido productivo, además de reformas fiscales y un plan de choque contra el desempleo juvenil.

Ambos sindicatos emplazan a las organizaciones empresariales a intensificar las negociaciones para llegar a acuerdos sobre las soluciones extrajudiciales de conflictos y la prórroga del Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva. Méndez ha preferido interpretar, no sin cierta ironía, la inconcreción de Rajoy sobre las medidas que tomará en el Gobierno no tanto como una 'ambigüedad calculada' sino como un 'proceso de reflexión profunda sobre lo que hacer'.

CCOO habla de crear un nuevo pactoeuropeo con los agentes sociales

En cualquier caso, y ante la constatación sindical de que las políticas aplicadas en toda la Unión Europea no son el remedio para la enfermedad del euro, los sindicatos buscan también una respuesta a ese nivel. El secretario general de UGT abogó por que la Confederación Europea de Sindicatos (CES), cuyo actual presidente es Ignacio Fernández Toxo, plantee a todas sus organizaciones un acuerdo europeo por el empleo y la cohesión social que dé un giro a las política de austeridad y recortes.

En el caso de que este acuerdo no fuera posible, el siguiente paso sería una euromovilización. 'La CES debería plantear una gran movilización unitaria de carácter europeo para que todos los sindicatos al unísono pidamos que cambie ese marco de asfixia que suponen estos planes', pidió Méndez. Estas movilizaciones deberían concretarse en cada país, en forma de huelgas generales o no, y con el objetivo de protestar al mismo tiempo contra los gobiernos nacionales y la Unión Europea.

El sindicato CCOO, muy crítico con el Pacto del Euro, también habló de sustituir el viejo contrato social europeo por uno nuevo en cuya construcción 'se impliquen los interlocutores sociales'.