Público
Público

UGT y CCOO convocan huelga indefinida desde el 13 de octubre en Panrico

El paro se convoca sólo para reclamar el pago de la nómina de septiembre, mientras los trabajadores siguen a la espera de conocer si habrá despidos y rebajas salariales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las secciones sindicales de UGT y CCOO de Panrico han convocado una huelga indefinida partir del 13 de octubre en todos los centros de esta empresa para reclamar el abono de la nómina de septiembre y tras conocerse que ha solicitado el preconcurso de acreedores.

El jueves hay convocada una reunión en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) entre los representantes sindicales y la dirección de Panrico para abordar si hay capacidad, por parte de la empresa, para abonar las nóminas de septiembre cuyo aplazamiento comunicó hace unas semanas. Una reunión que puede modificar la convocatoria de huelga si se llega a un a un acuerdo para el abono de las mensualidades.

Fuentes de CCOO han indicado que la huelga indefinida se convoca sólo para reclamar el pago de la nómina de septiembre y que este sábado se realizará una asamblea informativa en los centros de Puente Genil y Zaragoza, mientras que los trabajadores autónomos de Panrico no se verían afectados por esta convocatoria al ser trabajadores por cuenta propia.

Los trabajadores se enteraron por WhatsApp de que ayer 1 de octubre se presentaría el preconcurso

Según ha señalado UGT en un comunicado, mientras las secciones sindicales estaban reunidas para discutir un calendario de movilizaciones a desarrollar en los próximos días, se enteraron por un mensaje de WhatsApp de que ayer 1 de octubre se presentaría el preconcurso de acreedores.

UGT ha detallado que los debates de dicha reunión eran para llevar a cabo medidas de presión legítimas en defensa de los intereses y derechos de los trabajadores y con el objetivo de que estas acciones 'no tuvieran efecto negativo de cara al exterior, y no empeorar aún más la imagen de esta empresa, bastante maltrecha desde que el nuevo consejero delegado tomó posesión'.

Panrico, que fabrica las marcas de Donuts y Bollycao, solicitó este martes en Barcelona el preconcurso de acreedores con el objetivo de proteger a la compañía, que, según fuentes financieras y del sector, había empezado a sufrir la congelación de las líneas de circulantes y la de los proveedores de azúcar, aceite, harina y huevos. Según el fabricante de bollería, el objetivo de esta medida es generar el marco idóneo para proteger el futuro de la compañía y a todas las partes involucradas en su operativa: trabajadores, proveedores, bancos y clientes, y en un ejercicio de prudente administración.

La empresa quiere despedir a 1.914 trabajadores y bajar los sueldos entre el 35 y el 45 %

Panrico, propiedad del fondo estadounidense Oaktree y que acumula pérdidas de 700 millones de euros, anunció hace unas semanas la necesidad de reducir en 1.914 personas la plantilla de la compañía, que retrasaría el pago de la nómina de septiembre y que quiere rebajar los sueldos entre el 35 y el 45 %, unos salarios que según fuentes del sector están de media un 32 % por encima de los convenios provinciales.

La industria, para justificar los despidos y las rebajas salariales, argumenta situación laboral de la empresa y su modelo de estructura de costes es el mayor escollo que tiene que solventar para ser competitiva en un mercado que desde hace cinco años ha cambiado y en el que las marcas blancas dominan. Según fuentes del sector, la solicitud de preconcurso de acreedores de Panrico se ha precipitado tras las informaciones confusas de este fin de semana de distintas convocatorias de huelga en algunos de los centros productivos.

Ante estas noticias, las entidades financieras empezaron a congelar las líneas de circulante a la espera de cómo evolucionan los acontecimientos, mientras que los proveedores, preocupados también, empezaron a dejar de suministrar aceite, azúcar, harina, huevos y envases, según fuentes financieras.

El objetivo del preconcurso, además de anticiparse a que un acreedor pueda instarle un concurso de acreedores, es proteger el camino a una negociación consensuada, después de que la empresa llevara una semana intentando negociar con los representantes sindicales llegar a un acuerdo en relación a la extinción de empleos y reducción de salarios, según las mismas fuentes.