Público
Público

Última visita a la EMV antes del desahucio

Activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y del 15-M se concentran en las oficinas de la empresa pública de vivienda para tratar de impedir el desahucio de María Asunción, que vive en su piso de Hortaleza&n

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una docena de activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca junto con la Oficina y Asamblea de Vivienda del 15-M se han concentrado en la sede de la Empresa Municipal de Vivienda de Madrid, en Santa María de la Cabeza, para protestar por última vez por el desahucio previsto para este viernes de María Asunción Asunción, su marido Emilio, su hija, su yerno y sus dos nietos se vio agravada por el paro. Viven en una casa de protección oficial en la calle Pintor Antonio Saura, del barrio de Sanchinarro en Hortaleza.

Esta vivienda pública les fue concedida hace dos años en compensación por el derrito de su anterior casa y bajo un precio de 480 euros al mes. Con la llegada de la crisis económica, la familia y los seis miembros tuvieron que pasar a vivir con menos de 800 euros al mes. Y así es imposible para ellos poder afrontar el pago de la casa.

En las escaleras del edificio, Asunción ha relatado cómo lleva 'días sin dormir, con la angustia en el cuerpo'. Y se ha mostrado atemorizada ante la posibilidad de que ella y su familia se queden en la calle. La única posibilidad en la que tienen ahora esperanzas es que mañana la presión popular pueda en el momento impedir el desalojo.

En esas mismas escaleras, los activistas de la PAH han denunciado que 'más allá de la violencia ejercida por las entidades financieras, las administraciones locales y autonómicas también desahucian, en ocasiones con más virulencia si cabe que esas entidades financieras'. Y han recordado que el tribunal de derechos humanos de Estrasburgo en una sentencia reciente ya condenaba al IVIMA por actuar de esta forma, analizando un desahucio de una mujer por motivos humanitarios.

La única posibilidad en la que tienen esperanzas es que la presión popular pueda  impedir el desalojo en el momento Tras varias semanas de negociaciones con la EMV y la ayuda de los miembros de la PAH, no han conseguido nada, ni tan siquiera la última propuesta que pusieron sobre la mesa de pasar a pagar 325 euros al mes. Tampoco les sirvió el encierro que protagonizaron varios activistas la semana pasada y que se saldó con dos detenidos .

Estrella Sánchez, responsable de la empresa municipal que tiene el objetivo de facilitar el acceso a la vivienda a las personas sin posibilidades en el mercado inmobiliario, no dio su brazo a torcer. Si no hay cambio de opinión en el último momento, este viernes a las 11.00 horas acudirán la Policía y la comisión judicial a hacer efectivo el desahucio.

Unos 300 activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han entrado en la sede del BBVA en la plaza Cataluña de Barcelona para clamar contra los desahucios y forzar una negociación con la entidad bancaria que contemple el alquiler social.

Según han explicado fuentes de la PAH, los activistas han entrado en la sede pasadas las 10 horas de este jueves y tienen la intención de permanecer allí hasta que la entidad bancaria les facilite un 'interlocutor válido para establecer un protocolo de negociación', con el fin de buscar soluciones para las personas en riesgo de perder su vivienda por impago de su hipoteca con este banco.

Los concentrados, procedentes de plataformas de afectados de toda Cataluña y ataviados en buena parte con las camisetas verdes de la PAH, hacen valer sus peticiones con pancartas que rezan 'Caridad, no. Justicia social' y 'Stop desahucios'.