Público
Público

La ultraderecha resurge en Austria bajo el legado de Haider

Las elecciones regionales han dado la victoria al partido del líder fallecido en accidente de tráfico en la región donde él gobernó durante 11 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La herencia que dejó el político populista austríaco Jörg Haider ha ayudado hoy a su sucesor a ganar las elecciones regionales en Carintia, donde aquel carismático dirigente fue gobernador durante once años.

Gehard Dörfler, sucesor de Haider en esta región meridional austríaca, necesitará quizás un socio de coalición, al no tener la mayoría absoluta, pero, en una primera reacción, se mostró muy satisfecho por haber aumentado el apoyo popular hasta el 45,6%.

Los perdedores de la jornada electoral en Carintia fueron los socialdemócratas, que retrocedieron un 10%, hasta el 29%, y fracasaron en su objetivo de adelantar a la Alianza para el Futuro de Austria (BZÖ), fundada por Haider en 2005.

Dörfler ha mantenido el mensaje xenófobo y hostil a la Unión Europea de su antecesor, al que ha añadido varias meteduras de pata y algún chiste racista durante la campaña electoral.

Esta formación apostó por el desaparecido político ultranacionalista, poniéndolo en su lista electoral con el propio nombre, incluso después de muerto en un accidente de automóvil el 11 de octubre pasado, cuando conducía alcoholizado de madrugada hacia su casa.

No se esperan cambios significativos en los resultados provisionales de hoy, que deberán ser confirmados el 9 de marzo, tras ser escrutados los votos por correo.

En los comicios celebrados también hoy la región de Salzburgo, al oeste de Viena, los socialdemócratas perdieron igualmente apoyo en las urnas, aunque se mantuvieron, como la primera fuerza política de ese Estado federado, seguidos de los conservadores del Partido Popular Austríaco (ÖVP).