Publicado: 21.01.2016 11:29 |Actualizado: 21.01.2016 13:28

Sánchez Llibre temió "una carnicería" durante el asalto a Blanquerna

Antes de las declaraciones del exdiputado de CiU, un grupo de ultras simpatizantes de los acusados del asalto al centro cultural Blanquerna de Madrid en 2013 se han concentrado en la entrada a la Audiencia Provincial de Madrid.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Imagen de las pancartas exhibidas por los simpatizantes de los ultras que atacaron Blanquerna. / Democracia Nacional.

Imagen de las pancartas exhibidas por los simpatizantes de los ultras que atacaron Blanquerna. / Democracia Nacional.

MADRID.- El exdiputado de Convergencia i Unió (CiU) Josep Sánchez Llibre ha afirmado este jueves que temió una "carnicería de hechos y situaciones muy graves" durante el asalto por militantes de extrema derecha al centro cultural 'Blanquerna', en el que fue agredido, durante la celebración de la Diada catalana el 11 de septiembre de 2013.

Así lo ha asegurado el exdiputado tras su declaración en la Audiencia Provincial de Madrid, donde ha acudido "muy tranquilo" para "intentar denunciar unos hechos violentos que se produjeron con el objetivo de sabotear una acto institucional, que es la celebración de la Diada en Madrid, como se viene celebrando cada año", ha afirmado Sánchez Llibre.



Del mismo modo ha asegurado que espera que esos hechos "no se vuelvan a producir en una ciudad como Madrid", que "siempre" ha recibido "muy bien a los catalanes". "Fueron hechos violentos, deleznables, intimidatorios y de sabotaje, que no se pueden volver a permitir en una democracia como la española". "Es importante que podamos actuar con libertad", ha puntualizado.

Sánchez Llibre ha sido preguntado sobre su reacción una vez fue agredido, cuando cogió cogió una peana del suelo aunque después desistió. "Esto fue una reacción instintiva; caí al suelo y cogí una peana para evitar que las agresiones se pudieran suceder, pero depuse de mi actitud para que las cosas no fueran a más", ha explicado.

El miedo fue "total"

El segundo agredido que también testificaba este jueves, el que fuera delegado de la Generalitat en Madrid, Josep María Bosch, ha afirmado que durante el asalto al centro cultural Blanquerna el miedo fue "total".

Así lo ha asegurado Bosch tras haber finalizado su declaración en la Sala 16 de la Audiencia Provincial de Madrid, donde ha realizado una "descripción de los hechos siguiendo las preguntas del Ministerio Fiscal y de las acusaciones".

Respecto a qué ocurrió aquel día, Bosch ha relatado que "estaba viendo de frente cómo entraban empujando a la gente" y se dirigían hacia él. "Se me pasó por la cabeza aguantar a pie firme y rezar para que no pasara nada", ha apuntado.

También ha señalado que tiene que agradecer a Josep Sánchez Llibre, que se interpusiera en el camino la extrema derecha. "Me rodearon sin tocarme, aunque me temía lo peor", ha indicado. "El objetivo era tirar la bandera y gritar consignas, pero hubo amenazas", ha finalizado.

Concentración ultra

Minutos antes del comienzo de la sesión de este jueves, un grupo de simpatizantes de los quince ultras que asaltaron el centro Blanquerna de Madrid durante la Diada de 2013 se han concentrado esta mañana frente a la Audiencia Provincial de Madrid, donde este jueves declara como testigo en el juicio el exdiputado de CiU Josep Sánchez Llibre, que fue agredido por los asaltantes, a los que plantó cara.

Custodiados por dos furgones policiales, los congregados portaban cuatro banderas de España y una mucho más grande en la que se leía "No me importa, por España". Entre la simbología exhibida había también una enseña de La Falange y una pancarta en la que reclamaban la absolución de los procesados: "Patriotas Blanquerna absolución".

Durante la sesión de este jueves la Audiencia Provincial de Madrid continúa con la vista oral a los quince acusados del asalto, que se enfrentan a peticiones de cárcel por parte de la Fiscalía de entre tres y cinco años y medio por su irrupción en el centro y las agresiones a quienes participaban del acto de la Diada.