Público
Público

La única planta eléctrica de Gaza dejará de funcionar hoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La única planta eléctrica de la franja de Gaza dejará de funcionar esta tarde por falta de combustible, advirtieron las autoridades en el territorio palestino.

La planta dejó ayer de suministrar electricidad a entre un 60 y un 70 por ciento de la franja y esta tarde dejará de funcionar por completo, según aseguró esta mañana la Autoridad de Energía de Gaza, que explicó que la llegada del frío a la región ha hecho que el escaso combustible disponible se consuma antes de lo esperado, informó la agencia de noticias palestina Maan.

La Autoridad de Energía ha advertido a los alcaldes y las autoridades regionales en Gaza, así como al Ministerio de Sanidad y las principales compañías de telefonía móvil para que se "preparen para lo peor" ante la inminencia del paro de la planta.

Israel, que mantiene un férreo bloqueo a la franja desde hace cuatro años, no permitió ayer la entrada de combustible en la franja, informaron las autoridades palestinas.

La escasez de combustible hace que de las cuatro turbinas que tiene la planta eléctrica tan sólo se utilice una, que permite suministrar electricidad a la población durante 16 horas al día.

El pasado mes de noviembre expiró el compromiso entre la Unión Europea y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) por el que la primera se hacía cargo de financiar el combustible para la planta eléctrica de Gaza y, desde entonces, son las autoridades palestinas quienes han de afrontar el coste.

Según el informe semanal difundido por la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (OCHA), ésta semana gran parte de la población de Gaza sufrió largos cortes de electricidad de hasta 12 horas de duración.

Tras la entrada de 1,2 millones de litros de combustible industrial en los días 31 de enero y 1 de febrero, la producción aumentó hasta los 65 megavatios y se pudieron operar dos de las cuatro turbinas, por lo que los cortes eléctricos se redujeron a entre 6 y 8 horas cuatro o cinco días por semana.

Unas 40.000 personas en Gaza no tienen ningún acceso a la electricidad debido a los daños sufridos por la red de distribución eléctrica durante la operación militar israelí contra la franja del pasado año, que no han podido ser reparados por la ausencia de repuestos y material debido al cerco israelí.