Público
Público

Unilever frena compras de aceite de palma por informe ecologista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unilever, el gigante de alimentos y bienes de consumo que es el mayor importador mundial de aceite de palma, ha suspendido sus compras al grupo indonesio Sinar Mas por unos informes que indicaron que está destruyendo el bosque tropical.

Unilever, que usa el aceite de palma en productos como el jabón Dove, los helados Ben & Jerry y las margarinas Stork, canceló su contrato anual de 20 millones de libras (32,6 millones de dólares) con Sinar Mas tras un informe crítico del grupo ecologista Greenpeace.

La anglo-holandesa Unilever anunció el viernes la suspensión de las compras a PT SMART, parte de Sinar Mas, hasta que el grupo indonesio brinde pruebas de que ninguna de sus plantaciones contribuyen a la destrucción de la selva tropical.

Greenpeace alega que Sinar Mas, el mayor productor de aceite de palma de Indonesia y el segundo mayor del mundo, ha sido responsable de una amplia deforestación y eliminación de turberas, prácticas que liberan enormes cantidades de dióxido de carbono.

Sinar Mas no estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios. En el pasado, ha negado las acusaciones de que sus actividades estuvieran dañando el medio ambiente.

"Las acusaciones de Greenpeace son de una naturaleza que no podemos ignorar. Unilever está comprometida a una tercerización sostenible. Por lo tanto, hemos notificado a PT SMART que no tenemos más opción que suspender nuestras futuras adquisiciones de aceite de palma", dijo el director de abastecimiento de Unilever, Marc Engel, en un comunicado.

Unilever indicó que un auditoría independiente de proveedores de aceite de palma a principios de 2009 había subrayado áreas de preocupación de las que se estaba ocupando en forma individual, pero el informe de Greenpeace llevó al grupo a tomar acciones inmediatas.

"La decisión de Unilever podría representar un momento definitorio para la industria del aceite de palma. Lo que vemos aquí es al mayor comprador de aceite de palma usando su fuerza financiera para sancionar a los proveedores que destruyen la selva tropical y eliminan las turberas," dijo el director de Greenpeace, John Sauven, en un comunicado.

Unilever consume alrededor de 1,3 millones de toneladas de aceite de palma por año y se ha comprometido a comprarle sólo a plantaciones sostenibles certificadas a partir de 2015.

Un 90 por ciento de la provisión mundial viene de Indonesia y de su vecino Malasia.