Público
Público

La Unión Europea celebra la entrada de Eslovaquia en la zona euro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las máximas autoridades de Eslovaquia, la Comisión Europea y varios países miembros de la Unión Europea (UE) celebraron hoy con una noche de gala en el Teatro Nacional de Bratislava la entrada de este país centroeuropeo en la zona euro.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, calificó en su discurso ante decenas de invitados de honor la más reciente adhesión al euro como un "momento histórico" tanto para Eslovaquia como para Europa en general.

La moneda única europea es una "señal tangible" de la creciente integración económica del Viejo Continente, "en beneficio de la estabilidad y prosperidad para sus ciudadanos", dijo el responsable del banco emisor en su discurso.

Eslovaquia es el décimo sexto país de la UE que entra en la zona euro, siendo el segundo país del antiguo bloque comunista tras la entrada de Eslovenia en 2007, y ampliando la esfera del euro hasta casi 290 millones de habitantes.

El país que surgió en 1993 del "divorcio amistoso" de la antigua Checoslovaquia fue en los últimos años una de las economías más dinámicas de la unión, con una tasa de crecimiento del 10,4 por ciento en 2007 y más del 7 por ciento en 2008.

Y mientras que la zona euro sufrirá este año la primera recesión desde su creación en 1999, Eslovaquia espera crecer un 4,6 por ciento en los próximos doce meses.

"Eslovaquia ha hecho un notable progreso en la convergencia nominal y real", manifestó Trichet, sin dejar de advertir al país ex comunista que debería continuar con sus reformas económicas.

"Es importante destacar que la introducción del euro no debe dar lugar a la complacencia", recalcó el jefe del BCE.

"Para asegurar que la convergencia sea sostenible y que el pueblo eslovaco pueda disfrutar de todos los beneficios del euro, las autoridades deben seguir con las políticas económicas ambiciosas en todos los frentes", señaló Trichet.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, destacó que ante la actual crisis financiera y económica mundial el euro ha demostrado ser "una herramienta poderosa para proteger a los ciudadanos" de la zona euro.

Barroso felicitó a Eslovaquia por su entrada en el euro y expresó a su vez su solidaridad con el país ante los problemas que enfrenta por el actual corte de suministros de gas ruso.

"Es inaceptable que un país como Eslovaquia sufra por las decisiones de otros. Insto a las partes enfrentadas a ponerse de acuerdo", dijo Barroso en referencia a Rusia y Ucrania.

La "guerra del gas" entre esos dos países ha dejado a varios estados europeos sin esa fuente energética, vital para la calefacción y la generación de energía eléctrica para la industria.

En nombre del llamado "eurogrupo", el primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, recordó que Eslovaquia ha recorrido "un camino notable", al pasar en menos de 20 años de ser una república comunista, a ser miembro de la OTAN, adherirse a la UE y ahora en el euro.

"Quién hubiese pensado hace 20 años que la UE iba a extenderse tanto y que iba a existir un euro para más de 320 millones de personas", aseveró Juncker.

La gala de esta noche fue todo alegría, con numerosos grupos musicales, canto clásico y danzas tradicionales eslovacas, así como intervenciones de varios jefes de gobierno de países vecinos.

Uno de ellos, el polaco Donald Tusk, dijo que "Eslovaquia será una señal de esperanza para toda la región (ex comunista)", mientras que el húngaro Ferenc Csyurcany, destacó que el pequeño vecino "fue en los últimos años probablemente el país mas dinámico de la región, y eso es algo que vale la pena seguir".