Público
Público

La Unión Europea retira a un grupo opositor iraní de su lista de organizaciones terroristas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea (UE) retiró hoy de su lista de organizaciones terroristas a los Muyahidines del Pueblo de Irán (OMPI), principal grupo de oposición al régimen islámico de Teherán, una decisión que ya ha sido muy criticada en aquel país.

Los ministros de Exteriores de la UE aprobaron sin debate la nueva lista europea, en la que no figura ese grupo, después de que el Tribunal comunitario de Primera Instancia anuló la última decisión del Consejo comunitario de mantener a esa organización a pesar de varias sentencias a favor de las cortes europeas.

"Si hay nuevas pruebas sobre este grupo podríamos reconsiderar nuestra opinión y lo podríamos volver a incluir", declaró el viceprimer ministro checo, Alexandr Vondra, cuyo país ejerce la presidencia de turno comunitaria.

Vondra añadió que "hoy por hoy no tenemos otra alternativa y tenemos que cumplir la sentencia" del Tribunal de Primera Instancia.

En la misma decisión, la UE formalizó la inclusión de trece miembros de ETA y de los partidos ANV y PCTV en la lista de organizaciones terroristas.

La decisión política sobre estos últimos se tomó el pasado 16 de diciembre y hoy simplemente se dio el paso formal, según recordó el secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido.

La nueva lista será publicada mañana en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas.

Francia es el único país que ha presentado un recurso contra la decisión judicial de diciembre de anular la inclusión de OMPI en esa lista.

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, declaró tras el Consejo que "Francia no está sola en esta cuestión" y que hay otros países que comparten sus preocupaciones.

Sin embargo, dijo que "si no hay nuevos elementos" en contra del grupo opositor iraní, "no hay ninguna razón" para rechazar el conjunto de la lista "porque tengamos reticencias" sobre una de las organizaciones.

Aunque la decisión se tomó hoy sin debate, cualquiera de los 27 países de la UE podía haber presentado objeciones y haberla bloqueado.

Por ello, la retirada de la lista fue considerada una "victoria" para la resistencia democrática iraní y un triunfo sobre los "pequeños intereses económicos y la política de apaciguamiento" de la UE hacia Irán, afirmó Maryam Rajavi, presidenta del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (considerado el brazo político de los Muyahidines) en un comunicado.

Rajavi dijo que la inclusión de su grupo en la lista terrorista de la UE durante siete años "contribuyó a prolongar el fascismo religioso en Irán" y dijo que Europea debe compensar a la OMPI por los obstáculos que ha sufrido por esa "injusta etiqueta".

También agradeció el apoyo de un grupo de miembros del Parlamento Europeo encabezados por uno de los vicepresidentes de la Eurocámara, el español Alejo Vidal-Quadras.

Fuentes del grupo señalaron a Efe que la decisión se tomó a pesar de la gira en las últimas semanas por varios países europeos del viceministro iraní de Exteriores, Mahdi Safari, para presionar en sentido opuesto.

Las organizaciones de la oposición iraní tienen planeado celebrar una fiesta mañana ante las sedes de las instituciones comunitarias en Bruselas para celebrar esta decisión.

En cambio, la decisión fue mal acogida en Irán, donde el ayatolá Ahmad Jatami, encargado del sermón oficial del viernes en Irán, acusó a la UE de mentir sobre su compromiso antiterrorista y de utilizar el terrorismo como mera herramienta política.

El grupo Muyahidin Jalq (Combatientes del Pueblo) fue fundado en 1965 como una organización de carácter marxista-islámica opositora al régimen dictatorial del último Sha de Persia, Mohamad Reza Pahlevi.

En 1980, tras el triunfo de la revolución islámica capitaneada por el ayatolá Jomeini, el movimiento se vio obligado a huir de Irán por discrepancias con el nuevo régimen y fue acogido por el Gobierno del presidente iraquí Sadam Husein.

Asentados en una base iraquí, emprendieron una serie de ofensivas contra la recién instaurada República Islámica, que incluyeron ataques terroristas y el lanzamiento de misiles, aunque posteriormente renunciaron a la violencia.

En 2002, el Consejo Nacional de Resistencia iraní, que congrega a diferentes grupos opositores en el exilio, incluidos los Muyahidin Jalq, sacó a la luz pública las sospechas sobre el programa nuclear de Irán.