Público
Público

La Unión Europea y la banca acuerdan elevar al 50% la quita de Grecia

La decisión implica elevar a la mitad la condonación de la deuda del país heleno. La nueva quita de Grecia supera el 21% pactado el pasado julio con el sector privado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras casi ocho horas de reunión, los jefes de Estado y de Gobierno de los países del euro y la banca llegaron hoy a un acuerdo para elevar hasta el 50 por ciento la condonación de la deuda griega, anunciaron fuentes comunitarias.

La nueva quita de Grecia supera el 21 por ciento pactado el pasado 21 de julio con el sector privado, en el marco del segundo programa de asistencia financiera al país.

El acuerdo se produjo en el último momento y pocas horas después de que el director ejecutivo del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), Charles Dallara, que representó al sector privado en las negociaciones, anunciase que no se había logrado ningún pacto sobre Grecia ni sobre un aumento de su quita.

No obstante, tras una reunión en los márgenes de la cumbre de hoy entre los acreedores privados de Grecia y la canciller alemana, Angela Merkel; la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; el presidente francés, Nicolas Sarkozy; y el del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se ha logrado finalmente el esperado acuerdo.

En Bruselas se barajaba de manera extraoficial elevar la quita griega a entre el 50 y el 60%

La banca que ya aceptó en julio pérdidas del 21 por ciento sobre los bonos soberanos helenos ante las dificultades de Grecia para hacer frente a su deuda, llegó al encuentro de hoy con una 'nueva oferta significativa', según el IIF, que aún así resultó insuficiente para los líderes europeos.

En Bruselas se barajaba de manera extraoficial elevar la quita griega a entre el 50 y el 60 por ciento como única medida para hacer la deuda helena sostenible, pero se insistía en que para que esta condonación tuviese el efecto deseado debía ser voluntaria.

Finalmente la quita ascenderá al 50 por ciento y será voluntaria, con lo que se cierra el acuerdo en el último de los tres pilares esenciales del plan europeo anticrisis, tras las decisiones para recapitalizar la banca hasta el nueve por cuento del ratio de capital básico por 106.000 millones y de ampliar el fondo de rescate hasta el billón de euros.

En rueda de prensa, el presidente francés Nicolás Sarkozy ha insistido en que la quita del 50% de la deuda griega es 'voluntaria' y que no supone un impago (default). Las pérdidas para los inversores están valoradas en 100.000 millones, ha señalado.