Público
Público

UNITAID autoriza un "pool" de patentes de medicamentos contra el sida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Fondo Internacional para la Compra de Medicamentos, UNITAID, ha autorizado que empiece a funcionar un "pool" de patentes para la producción de medicamentos contra el sida accesibles a los países en desarrollo.

La decisión, adoptada anoche al concluir el Consejo Ejecutivo de UNITAID, implica que las negociaciones formales con las empresas farmacéuticas que producen los fármacos contra el Sida pueden empezar.

La ONG Médicos sin Fronteras (MSF), impulsora de la iniciativa después de constituirse UNITAID en 2006, calificó hoy la decisión de poner en funcionamiento ese fondo común como "un paso decisivo para mejorar el acceso de las medicinas al mundo en desarrollo", aunque advirtió de que las farmacéuticas tendrán la última palabra a la hora de dar licencias para fabricar genéricos.

"Aunque todavía es pronto, el 'pool' de patentes puede convertirse en un mecanismo que ofrezca sistemáticamente licencias a los productores de genéricos, lo que reducirá los precios y facilitará la combinación de fármacos de diferentes productores en una sola píldora", dijo Tido von Schoen-Angerer, director ejecutivo de MSF.

No obstante, MSF había alertado de las presiones que están realizando algunas farmacéuticas para que varios países en desarrollo de ingresos medios queden excluidos de los beneficios de este fondo común de patentes.

"Es una decisión importante, pero el 'pool' será juzgado de acuerdo con su resultado de cara a los pacientes", señaló Michelle Childs, responsable de Política de MSF.

"Ahora que el 'pool' tiene luz verde, los propietarios de patentes deben pasar de las expresiones de apoyo a compromisos firmes y formales de otorgar licencias: les instamos a hacer eso, y debe ser pronto, pues el tiempo sigue corriendo para miles de pacientes", agregó.

MSF advirtió, en ese sentido, que "el Consejo Ejecutivo de UNITAID ha dicho que el 'pool' es para todos los países en desarrollo, pero como se trata de un mecanismo voluntario, el resultado final dependerá de las decisiones de los propietarios de las patentes".

La ONG teme que países como Sudáfrica, Brasil, Perú, Tailandia, India o China, considerados como emergentes, pero con significativas epidemias de Sida, queden excluidos de los medicamentos baratos.

UNITAID fue creado en septiembre del 2006 por Brasil, Chile, Francia, Noruega y Reino Unido como un mecanismo de financiación para la compra y distribución en los países menos desarrollados de medicamentos contra la malaria, la tuberculosis, y el sida.

Según los datos de MSF, más de 4 millones de personas que viven con el virus del sida en los países en desarrollo reciben tratamiento antirretroviral, pero se estima que otros 6 millones de enfermos necesitan este tratamiento para poder sobrevivir.

UNITAID se financia en gran medida a través de una tasa adicional que grava los billetes de avión, pero también gracias a las donaciones directas.

Durante sus tres años de funcionamiento, se han unido a la iniciativa diversas organizaciones no gubernamentales y más 40 países, entre ellos España.