Público
Público

La Universidad de Barcelona recupera a Margalef como símbolo de la capacidad de superación

Pone en marcha unas visitas teatralizadas para divulgar la vida y obra del científico catalán, referente de la Ecología moderna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La capacidad del ser humano para enfrentarse a situaciones adversas y saber sobreponerse a ellas con éxito es lo que en psicología se conoce como resiliencia. Un término que caracterizó la vida y la obra del  ecólogo catalán Ramon Margalef (Barcelona 1919-2004), al que la Universidad de Barcelona rinde homenaje estos días a través de una exposición de visitas teatralizadas que pretenden acercar al público en general no sólo el trabajo de este referente científico, sino también su trayectoria vital, íntimamente ligada a su investigación.

'Margalef, a pesar de la vida que le tocó vivir, siempre salía reforzado y eso nos parece interesante por el momento actual en el que estamos', dice a Público Marga Becerra, coordinadora de este proyecto que cada año, desde hace tres, escoge a un científico catalán de referencia para poner en práctica actividades que ayuden a su divulgación.

En este caso, el vestíbulo del Edificio Histórico de la Universidad de Barcelona se convierte en un espacio de múltiples escenarios que representan diferentes etapas de la vida y conocimiento de Margalef por los que lo asistentes van pasando condicionados por el azar de unos dados. 'Las personas que vienen son las fichas de este juego que pretende dar a entender el concepto de sucesión ecológica, es decir, los cambios que sufre el ecosistema, punto central de sus investigaciones, haciendo un paralelismo con la vida de Margalef', subraya Becerra.

Una vida marcada por un contexto histórico, social, político y personal muy complejo, del que Margalef no sólo supo sobreponerse, sino del que se nutrió para sus estudios. 'Él pensaba con las manos, quiero decir, que reflexionaba a partir de la actuación. Es lo contrario de especular. En su juventud, que coincidió con la guerra y la postguerra civil, construyó sus instrumentos de trabajo, microscopio incluido. Eran tiempos de escasez, acentuada en su caso por su inicial trayectoria autodidáctica. Cuando cursó en cuatro o cinco años el bachillerato y los estudios de licenciatura ya sabía más que sus examinadores. Todos estos precedentes determinaron su forma práctica de hacer, que transmitía contantemente', señala a Público Ramon Folch, doctor en Biología, profesor de botánica en la Universidad de Bárcelona y alumno de la primera promoción de la cátedra de Ecología creada por Margalef en 1966, la primera de todo el sistema universitario español.

Considerado uno de los mayores exponentes mundiales en la disciplina de la Ecología, la obra de Ramon Margalef se caracteriza por haber sabido interpretar los sistemas naturales en los términos de la Teoría de la Información, una rama de las matemáticas que sirve para cuantificar la información contenida en un sistema y que representa uno de los aspectos más complejos con los que se cierra la visita. Aunque Becerra reconoce que no es sencillo de entender, asegura que la exposición está adaptada para que sea comprensible a todos los públicos. Una guía acompaña a los asistentes para aportar las explicaciones pertinentes sobre los aspectos más científicos y técnicos del recorrido.

'De Margalef aprendimos esa manera de abordar los temas y ese gusto por juntar aproximaciones a un mismo sujeto desde enfoques disciplinares distintos. Su fusión de ecología y razonamiento matemático resultó determinante', concluye Folch.

Las visitas teatralizadas ‘Ramón Margalef y la aventura de la vida' pueden verse todos los viernes en sesión de mañana (de 10.30 a 12.00 horas) y de tarde (de 18.00 a 19.30 horas) hasta el 7 de junio en el Edificio Histórico de la Universidad de Barcelona.  La entrada es gratuita. Pueden hacerse las solicitudes de visita a través del formulario en su página web.