Público
Público

Un universo gótico abre el tercer día de la Semana de la Moda de Sao Paulo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El universo gótico y "dark" de una osada propuesta femenina del diseñador brasileño Reinaldo Lourenço impregnó de misterio y estilo las pasarelas del tercer día de desfiles de la Semana de la Moda de Sao Paulo.

El modisto, dueño de su propia marca, evocó en su colección la Catedral de Notre Dame, con sus piedras y vitrales que reverenciaban lo oculto y a veces lúgubre del mundo "dark".

Con una música de fondo inspirada en el misterio y la noche, las modelos con prendas de color negro y rojo entraron a la pasarela pasando frente a un altar de velas.

Los materiales "nobles" como la seda y el crepé, junto a la lana, el cuero y el terciopelo cristal, con bordados coloridos, sobresalieron en la propuesta que destacó las faldas rectas y las capuchas y los vitrales medievales como accesorios.

En la misma línea de los colores negro y rojo, pero con una mayor luminosidad, la marca Ellus, en el segundo desfile del día, presentó una colección masculina y femenina, acompañada por los acordes de violines y violoncelos.

Inspirada por historias de países nórdicos, la propuesta de los diseñadores de Ellus, presentó prendas de lana, cuero, seda y encajes en una variedad de chaquetas, chalecos, pantalones y faldas.

Todos los modelos lucieron guantes de cuero y al final algunos salieron con ropas de colores verde y naranja.

La programación del sábado continuaba con los desfiles de Mario Queiroz, Huis Clos y Samuel Cirnansck.

Las pasarelas comenzaron el jueves con la participación de la modelo británica Rosie Huntington-Whiteley, sustituta de Megan Fox en la saga Transformers, y se prolongarán hasta el martes en el pabellón Bienal de Ibirapuera, proyectado por el centenario arquitecto brasileño Oscar Niemeyer.

Mañana, el actor estadounidense Ashton Kutcher, imagen masculina de la marca brasileña Colcci, acompañará desde la tribuna la colección invierno-otoño de esa tienda, esta vez sin desfilar como en sus anteriores participaciones en la llamada "Sao Paulo Fashion Week".

De manera paralela a los desfiles, una exposición bautizada "Universo Creativo-Proyecto Brasil 2", montada en los 3.000 metros cuadrados de la primera planta de la Bienal, es la encargada de dar la bienvenida al visitante de la pasarela más importante de Brasil.