Público
Público

El universo visual de Barceló y la dramaturgia de Nadj, unidos en "Pasodoble"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El universo visual del pintor Miquel Barceló y la dramaturgia de las coreografías de Josef Nadj se fusionan hoy ante los ojos del público en la performance "Pasodoble", que se ha realizado en las Caballerizas Reales de Córdoba.

"Pasodoble", que ya se ha desarrollado en otros lugares calificados por Barceló como "paradójicos" y "transgresores", como iglesias y teatros abandonados, acantilados o en el mismísimo Museo del Prado, y que ha viajado por ciudades como Barcelona, Aviñón, Madrid, París y Londres, llega a Córdoba para poner el punto y final al programa "La ciudad como escenario. 4 Culturas + 4 elementos".

La performance de Miquel Barceló y Josef Nadj, que hace alusión a la tierra, representa el proceso creativo y parte de dos planos arcillosos blandos, de 4x2 metros cada uno.

En ellos, los artistas dibujan, dan codazos, lo cortan o le dan patadas, de forma que transforman los dos paneles iniciales en una obra de arte efímera y en cambio constante, que existe el tiempo que dura la interacción de Barceló y Nadj con estos paneles.

De esta forma, cada vez que los dos artistas se suben a un escenario para crear "Pasodoble", resulta una obra distinta y que después siempre es destruida.

Barceló ha indicado que esta performance es "un paso adelante" en el arte, que permite poner en relación su obra plástica con la dramaturgia, al tiempo que cuenta con el valor añadido de que esta interacción entre el componente dramático y el momento de la producción plástica se produce ante los ojos del espectador.

Josef Nadj también ha defendido la originalidad de "Pasodoble", que surgió como idea cuando el francés vio trabajar a Barceló en la Catedral de Palma de Mallorca, donde golpeaba la arcilla incrustada en las paredes para formar peces.

La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, ha definido este espectáculo como "sorprendente, fascinante y especial", que funde "la pintura casi rupestre de Miguel Barceló y la coreografía netamente contemporánea de Nadj".

Además, el alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña, ha querido felicitar a los organizadores por la elección del lugar, el Picadero de las Caballerizas Reales de Córdoba, que en su opinión es "magnífico" para una intervención artística.

Por su parte, la comisaria de "La ciudad como escenario. 4 Culturas + 4 elementos" y gerente de la Fundación Córdoba Ciudad Cultural, Carlota Álvarez Basso, se ha mostrado satisfecha por el hecho de que dicha actividad cultural culmine con "lo mejor de la producción artística internacional".