Público
Público

UPyD capta votos del PP en Euskadi y del PSOE en Galicia

Socialistas y conservadores coinciden en que el nuevo partido ha atraído al electorado "más desencantado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una de las principales incógnitas de las campañas electorales gallega y vasca era intentar determinar en qué medida iba a afectar la irrupción del nuevo partido Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el resultado de las demás formaciones, es decir, de dónde rascarían sus votos. Ahora, con los datos en la mano, se puede extraer una conclusión clara: El partido de Rosa Díez ha arrebatado votos al PP en Euskadi y al PSOE en Galicia.

En el caso vasco, los conservadores obtuvieron 144.944 votos, 65.670 sufragios menos que en 2005. Teniendo en cuenta el nivel de participación, practicamente igual al de hace cuatro años, y que el número de votos a los partidos no nacionalistas ha sido similar al de elecciones anteriores, puede concluirse que buena parte de los votos perdidos por el PP se los han llevado PSE y UPyD.

El tirón de Patxi López se lleva 41.347 nuevos votos para el PSE, mientras que UPyD se hace con 22.002. Esto supone que el nuevo partido habría logrado atraer en torno al 33,5% de los electores conservadores desencantados con la candidatura de Antonio Basagoiti. Esto es especialmente visible en las tres capitales vascas.

La campaña de la Cope

Leopoldo Barreda, portavoz del PP vasco sostiene que 'el bocado más importante de nuestros votos desencantados se lo ha llevado el voto útil del PSE', si bien asegura que UPyD les ha restado un punto en los comicios. No obstante, no cree que el partido de Rosa Díez haya obtenido esos resultados por méritos propios. 'UPyD no ha tenido presencia en la campaña, simplemente ha tenido lo que le ha regalado un señor en una emisora', apuntó en referencia al locutor de la Cope Federico Jiménez Losantos. A su juicio, 'ha sido una campaña externa al partido no para reforzar a la propia UPyD sino para dañar al PP'.

El único parlamentario de la nueva formación elegido en las elecciones vascas, Gorka Maneiro, tiene, sin embargo, una apreciación completamente diferente sobre el origen de sus votos en Euskadi.

'Nuestros votantes habrán venido de la abstención, de socialistas decepcionados con la política de Zapatero, y de populares indignados con la marcha de María San Gil' , apunta el parlamentario del partido de Rosa Díez.