Público
Público

Urdangarin impugna los correos electrónicos de Torres

Su abogado anuncia que pedirá que no sean tomados en cuenta como prueba. El duque elude comentar su cruce de mails con Corinna, amiga del rey

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha anunciado este sábado al juez del caso Nóos que impugnará los correos electrónicos aportados a la causa por su exsocio en el Instituto Nóos, Diego Torres, ya que cuestiona el origen de estos documentos, han informado fuentes jurídicas.

Mediante dichos correos, que Torres ha entregado en distintas remesas al juez, pretende demostrar que Urdangarin y el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, tomaban decisiones empresariales en los negocios del entramado del Instituto Nóos, así como que la Casa Real conocía las actividades del duque de Palma.

El abogado de Urdangarin pretende con su impugación de estos e-mails que no constituyan prueba lícita en el marco de este procedimiento judicial.

Sin embargo, el duque sí aceptó contestar en el interrogatorio alguna de las preguntas relacionadas con esos correos, y ha aprovechado por ejemplo para exculpar a Carlos García Revenga de las gestiones que llevaba a cabo en Nóos. 

También se le ha preguntado por los correos aportados por Torres donde se mencionan las gestiones que Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la empresaria alemana de 48 años que también es amiga del rey, hizo en 2005 para que el duque de Palma se integrara en la Fundación Laureus como representante español con un sueldo de entre 200.000 y 250.000 euros anuales. La respuesta de Urdangarin, según fuentes jurídicas, es que no lo recordaba. En los mails se ponía de manifiesto que el monarca sabía de estas gestiones.

Por otro lado, preguntado sobre la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos de 2016, Urdangarin ha señalado que únicamente intermedió ante los miembros del Comité Olímpico Internacional haciendo labor de 'lobby de presión', pero que no cobró dinero alguno de los 120.000 euros que percibió el Instituto Nóos de la empresa Madrid 16 por unos trabajos que presuntamente no fueron realizados.