Público
Público

Uribe ordena un rescate militar del gobernador y del resto de secuestrados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, dijo hoy que llegó la hora de tener "firmeza" para organizar el "rescate militar" del gobernador del Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, raptado anoche en un asalto atribuido a las FARC, y de todos los secuestrados en poder de esa guerrilla.

"No podemos seguir pendientes de los caprichos de los terroristas. Es la hora de tener firmeza para avanzar en el rescate militar de los secuestrados", afirmó Uribe en una breve declaración a la prensa en la Casa de Nariño (sede del Gobierno).

El mandatario explicó que pidió a los militares y a la Policía que hagan "todos los esfuerzos" necesarios para rescatar al gobernador del Caquetá y al resto de rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Cuéllar, quien hoy cumple 69 años, fue secuestrado anoche en Florencia, la capital del sureño departamento del Caquetá, por presuntos rebeldes de las FARC en un asalto en el que murió además un policía.

"Fue sacado a la fuerza de su domicilio", explicó a la prensa el secretario de Gobierno del Caquetá, Edilberto Ramón Endo, quien indicó que la acción la realizaron unos hombres que "vestían prendas exclusivas del Ejército Nacional y que, al parecer, son de las FARC".

El Gobierno ha ofrecido 1.000 millones de pesos (unos 500.000 dólares) de recompensa por información que permita dar con los autores del secuestro de Cuéllar, quien hoy cumple 69 años.

Además, el ministro de Defensa, Gabriel Silva; el comandante de las Fuerzas Armadas, general Freddy Padilla, y el director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, han viajado a Florencia para coordinar los operativos tendentes a intentar rescatar sano y salvo a Cuéllar.

Tras afirmar que el secuestro de Cuéllar le produce mucho "dolor" y "desesperación", Uribe denunció hoy que su captura es obra de los "mismos bandidos que quieren hacer de la liberación de los secuestrados un show".

El jefe de Estado aludió así al anuncio que hicieron las FARC hace varios meses sobre su disposición a liberar a dos militares, uno de los cuales, Pablo Emilio Moncayo, cumplió este lunes 12 años en cautiverio.

Esas liberaciones todavía no se han producido y el Gobierno y los rebeldes se han acusado mutuamente de dilatarlas.

"¿Quién le va a creer a esos bandidos? Por favor, no esperemos actos de generosidad, rescatemos militarmente a los secuestrados", insistió Uribe.