Público
Público

Urkullu compara la actualidad política con la época vivida después del 23-F

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha comparado hoy la actual situación política con la época vivida tras el intento del golpe de Estado del 23-F, cuando surgió "un intento para eliminar todos los hechos diferenciales" de las autonomías.

En una entrevista en Onda Vasca recogida por Efe, Urkullu ha considerado que la actual "estrategia de Estado" desarrollada conjuntamente por el PP y el PSOE busca avanzar hacia un "sistema bipartidista" en todas las instituciones y reducir el peso político las formaciones nacionalistas.

A su juicio, el PP y el PSOE no sólo buscan la salida de los nacionalistas de las instituciones de las comunidades autónomas, sino también que tengan "menos representación" en el Congreso y el Senado.

Esa situación, a su juicio, es similar a la vivida tras el intento del golpe de Estado del 23-F, en 1981, cuando se intentó "crear una ley armonizadora para laminar todos los hechos diferenciales" de las autonomías.

Ha descartado que su formación esté dispuesta a negociar con el PSOE el respaldo a los presupuestos generales del Estado ya que las relaciones entre ambos partidos deben pasar "tres estaciones previas".

En concreto, antes de hablar de las cuentas del Estado Urkullu ha demandado un acuerdo para "blindar" el Concierto Económico, la devolución a Álava de los 456 millones euros del IVA y la "transparencia" en la negociación de las transferencias.

Además, ha asegurado que su partido no está "preocupado" por una posible ampliación al ámbito municipal y foral del pacto entre el PSE-EE y el PP en función del cual, ha dicho, "se ha marginado y desalojado al PNV" del Gobierno Vasco.

Esa ampliación del pacto es una evidencia más de ese "pacto de Estado" pero el PNV, de cara a los próximos comicios municipales y forales, debe "trabajar y reflexionar políticamente hacia donde vamos", ha asegurado Urkullu.

Esa misma reflexión es la que están realizando formaciones de "otras nacionalidades históricas" como Convergencia y Unió y el Bloque Nacionalista Gallego, porque tiene que ver "con ese modelo de Estado que sibilinamente están construyendo" socialistas y 'populares'.

Sobre un posible acuerdo antiterrorista, Urkullu ha dicho que "ya existe un pacto contra ETA" que firmaron el PSOE y el PP, y que el PNV aspira a lograr un texto entre todas las formaciones para, además de expresar un rechazo a la banda, intentar avanzar en la normalización política, como ya incluían otros pactos como el de Ajuria-Enea.

Ha lamentado las argumentaciones de "formaciones constitucionalistas" que responden al PNV que no se puede hablar de aspiraciones de autogobierno mientras ETA siga actuando porque supondría, a su juicio, que "cuando se pueda hablar será como pago" a los terroristas "por haber terminado con el ejercicio de la violencia".

Por ello, el PNV propone ahora "avanzar en un desarrollo normalizado de las relaciones políticas" con el objetivo de que los terroristas no puedan "condicionar" la actividad política.