Público
Público

Urkullu, del PNV, reclama "menos subordinación" y "más Estado vasco"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha abogado por una relación futura con España que supere el actual marco constitucional y que obedezca al principio "menos subordinación y más Estado vasco".

El líder nacionalista publica hoy en varios diarios vascos una artículo de opinión en el que repasa los 30 años de vida de la Constitución Española.

Recuerda que el PNV no se sumó al consenso constitucional porque no se aceptó su planteamiento: "reconózcase al País Vasco el status de autogobierno, su modus vivendi abolido por la fuerza en el siglo XIX, y encontraremos un punto de convivencia en el siglo XX".

Urkulllu asegura que "el Estado español y sus representantes políticos" no supieron dar en aquel momento "una respuesta adecuada a esta reivindicación" y "se quedaron cortos en el camino con un reconocimiento expreso de los derechos históricos de los territorios vascos y su necesidad de actualización en el marco constitucional en su Disposición Adicional".

De esta forma "diseñaron" para Euskadi una autonomía "subordinada al conjunto legal que establecía la primacía de la denominada nación española". Un modelo constitucional "constreñido y cerrado" que al PNV "se le hacía imposible asumir" pero, "acatamos la posibilidad de explorar las vías de autogobierno que aquella formulación política nos brindaba".

Pero hoy, asegura, "debemos seguir avanzando" para "conseguir que la esencia de un conflicto surgido en el siglo XIX se supere en el siglo XXI", mediante el "reconocimiento y respeto mutuo, bilateralidad, corresponsabilidad política y económica en un espacio sin fronteras y de soberanías compatibles".

"Dejar a un lado el esquema de subordinación para dar paso a una coordinación necesaria. Una nueva formulación de Estado asimétrico, en el que la defensa, la política monetaria, la diplomacia y elementos estructurales sea de competencia general y la política del día a día esté bajo el paraguas del gobierno próximo, cercano a la ciudadanía".

El presidente del PNV afirma que "vivir anclados en el pasado es sostener una tensión de convivencia que nos lastra, a unos y otros, de cara al futuro".

"El futuro pasa inexorablemente por el acuerdo, por el entendimiento, por la cercanía, por más sociedad, más Euskadi, más libertad y menos subordinación, más Estado... vasco para luchar contra las causas y los síntomas que han propiciado la actual crisis económica".

Urkullu anuncia que el PNV defenderá este planteamiento "con una u otra fórmula", porque "es nuestra obligación porque así creemos que lo quiere la inmensa mayoría de este país".