Publicado: 05.02.2014 10:24 |Actualizado: 05.02.2014 10:24

Urkullu denuncia que el rey lleva "muchos años" sin cumplir su papel

El lehendakari insiste en que desde hace tiempo el monarca "ni ha arbitrado, ni ha moderado". En un acto en Madrid lamenta el "inmovilismo" de PP y Bildu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hoy se ha mostrado más accidentalista que republicano, pero el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha vuelto a arremeter este miércoles contra la función que ha desempeñado en los últimos años el rey. En un acto en Madrid el máximo dirigente del Gobierno vasco ha sido preguntado por la trayectoria que ha desempeñado Juan Carlos de Borbón y al igual que hizo en enero, ha recordado que el "papel" que la Constitución le asigna a este es el de "arbitrar y moderar" en los asuntos de Estado, una función que a su juicio hace tiempo que no realiza. 

"Realmente pienso que desde hace muchos años el jefe del Estado ni ha arbitrado ni ha moderado", ha asegurado Urkullu durante un desayuno informativo que ha llevado hasta la capital a la plana mayor del PNV. El lehendakari ha dicho pronunciar estas palabras "desde el máximo respeto" al monarca, pero ha recordado que ese incumplimiento de su responsabilidad lo han padecido en sus propias carnes las instituciones vascas. "Lo seguimos viviendo y hoy lo están viviendo también otras comunidades históricas", ha señalado, en clara alusión a Catalunya.

El dirigente nacionalista ha evitado esta vez pronunciarse claramente a favor de la instauración de la III República en España, ya que a pesar de que ha reconocido que le preocupa el estatus del Estado español en el que se encaja el pueblo vasco, lo que realmente le preocupa es "lo vasco". Por eso para él lo importante es que ya sea monarquía o República, desde Madrid se "respeten los derechos históricos de los distintos territorios" vascos.

"La historia del PNV es tan rica que 118 años de historia le traen en tiempo de la República y de la monarquía", ha dicho antes de recordar que el primer lehendakari del PNV fue en periodo republicano así como el inicio del desarrollo de las instituciones vascas. Urkullu tampoco ha querido aclarar si quiere que Juan Carlos de Borbón abdique en favor de su hijo Felipe. Lo que se ha limitado a señalar es que esté quien esté al frente de la corona debe respetar esos derechos históricos de los vascos. 

Respecto al proceso de paz abierto en Euskadi ha vuelto a apelar al diálogo entre las instituciones vascas y españolas, y ha emplazado al mismo al propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El lehendakari ha evitado desvelar si son ciertos los rumores que apuntan a una posible reunión con el jefe del Ejecutivo ayer en La Moncloa, y ha justificado que ese tipo de encuentros sean en secreto para facilitar que se "avance" en las negociaciones. "Si la reunión ha sido o será habrá sido o será con total discreción", se ha limitado a responder.

Además, Urkullu ha criticado con dureza el "inmovilismo" que según él mantienen tanto el Ejecutivo central del PP como la izquierda abertzale ante el fin de la violencia en Euskadi. "No entiendo el inmovilismo, no aporta nada. Sé muy bien quién es acreedor y quién es deudor, pero hablamos de paz y hablamos de normalización en la convivencia político social institucional", ha remachado.