Público
Público

Urkullu dice que la acción de ETA debe ser respondida con mecanismos del Estado de derecho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha considerado hoy que ETA es "sólo un fenómeno de crimen" y "como tal, su acción debe ser respondida con los mecanismos de seguridad y justicia, establecidos en el marco de los Estados de derecho".

Urkullu ha dedicado una carta en su blog al 50 aniversario de la fundación de ETA, en la que ha lamentado que aún persista la "obstinada pretensión de mantener una estrategia político-militar que la Unión Europea, a través de su Tribunal de Derechos Humanos, ha deslegitimado de raíz".

En la misiva titulada "En la burbuja no queda mas oxígeno. El PNV y ETA (en su 50 aniversario)", Urkullu ha argumentado que la banda nació "durante el franquismo" como organización que, "invocando la causa vasca, abrazó la práctica de la violencia como el camino más eficaz para conseguir la libertad plena de los vascos" y ha destacado que "desde su origen, el Partido Nacionalista Vasco abjuró de dicho método".

De esta forma, el PNV "supo entonces discernir, como lo sigue haciendo hoy, que el crimen es siempre crimen, y que, por encima de la ideología o de los derechos políticos, hay un estadio previo, pre-político: la vida humana".

Por ello, "medio siglo de violencia de intencionalidad política, de estrategia revolucionaria", ha hecho de ETA "un tremendo ejemplo" de lo que "nunca debió existir, algo que se resiste a morir y que para evitar su desaparición persiste en su estrategia de muerte y de violencia".

Urkullu ha opinado que hoy en día, "ETA mata para demostrarse viva" y ha asegurado que en su andadura no ha logrado "ni un solo avance" en sus pretensiones de independencia para los vascos, sino que, "al contrario" su existencia "ha servido de freno a la causa nacional vasca".

El presidente del PNV ha afirmado que ETA sólo acumula centenares de muertos, heridos, presos, "represaliados", "millones de euros en estragos" y "una sociedad que repudia la violencia como nunca".

Además, ha expuesto que "si la izquierda llamada abertzale tiene vocación cierta de ejercer la actividad política, sabe que su única alternativa es, o forzar la disolución de ETA, o renegar de la organización terrorista".

De esta manera, ha rechazado soluciones de "siglas de alquiler", "ni polos soberanistas enmascaradores de estrategias político-militares" para la izquierda abertzale. Si "quiere pervivir, sólo le queda la emancipación de las pistolas o el desarme de quienes las portan", ha sentenciado.

También ha lamentado el "error" de "inconscientemente, interpretar a ETA en términos políticos" porque sólo es "sólo un fenómeno de crimen" y "como tal, su acción debe ser respondida con los mecanismos de seguridad y justicia establecidos en el marco de los Estados de derecho".

Urkullu ha añadido que "quien atenta contra la libertad y la seguridad de las personas debe saber que, en defensa de la colectividad, se le aplicará todo el peso de la ley, con escrupuloso respeto a los derechos humanos".

No obstante, ha dicho, "el Partido Nacionalista Vasco será proactivo en la ayuda de cuantos activistas deseen dar el paso definitivo de abandono de las armas".

Según ha indicado, "el PNV ha sido y va a continuar siendo el instrumento más potente para la liberación del Pueblo vasco".

Urkullu ha anunciado que su partido "no acudirá a ninguna negociación resolutiva, que en el futuro ETA y cualquier gobierno de España puedan entablar, que no tenga una habilitación parlamentaria" y "una sanción parlamentaria, vasca y española".