Público
Público

Uruguay no sentencia la impunidad militar

Fracasa el plebiscito a favor de la anulación de la Ley de Caducidad durante las elecciones generales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los uruguayos rechazaron la anulación de la Ley de Caducidad que dejó impunes los crímenes de Estado cometidos por la dictadura uruguaya, según reconoció la coordinadora impulsora del plebiscito celebrado hoy para lograr esa nulidad.

Luis Puig, portavoz de la Coordinadora por la Nulidad de la Ley de Caducidad admitió este fracaso, a pesar de que en un primer momento los datos apuntados por encuestadoras a pie de urna parecían otorgar el triunfo del sí al fin de la impunidad de las violaciones de derechos humanos cometidos por policías y militares al servicio de la dictadura (1973-1985).

Puig, que manejaba en sus declaraciones los últimos datos de tres encuestadoras a pie de urna, señaló que 'la lucha por la verdad y la justicia no termina ni se menoscaba' con este resultado desfavorable a la tesis de la nulidad de la también llamada ley de impunidad.

'El tema de la memoria y la justicia ha tenido un gran empuje en los jóvenes uruguayos', dijo Puig, también secretario de Derechos Humanos de la principal central obrera de Uruguay, Plenario Intersindical-Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT).

Esta organización sindical fue la principal impulsora de la reunión de las 255.000 firmas necesarias para convocar el plebiscito celebrado hoy de manera simultánea a las elecciones nacionales y a la consulta popular sobre la habilitación del voto por correo, que según estos sondeos también fracasó, con apenas 38% de apoyo.

Era preciso superar el 50% de los votos emitidos para lograr la nulidad de la Ley de Caducidad, pero según las encuestas manejadas por la Coordinadora no sobrepasaron el 48%. También reconoció el fracaso de los dos plebiscitos el candidato a la Presidencia de Uruguay del gobernante Frente Amplio, José Mujica.

'Los plebiscitos quedaron opacados por las discusiones de carácter político. Yo no era partidario de ponerlos juntos y creo que ésa ha sido la causa fundamental', dijo Mujica en rueda de prensa al conocerse los sondeos a pie de urna.

Su segundo en estas elecciones y candidato a la vicepresidencia de Uruguay, Danilo Astori, señaló por su parte que 'todo indica que no se llegará a la mayoría por el sí'. Sin embargo, dijo Astori, 'ésa es la voluntad del pueblo y con serenidad se debe aceptar'.

Las palabras de Mujica y Astori echaron un jarro de agua fría sobre los partidarios de la abolición de la Ley de Caducidad que ya festejaban unos primeros datos de los sondeos a pie de urna que apuntaban al triunfo del sí para anular esa norma.

La Ley de Caducidad fue aprobada en 1986 al concluir ese régimen cívico-militar (1973-1985) y ya fue refrendada en un primer plebiscito en 1989. La nulidad de la Ley de Caducidad se había convertido en un motivo de disputa en la campaña electoral, con acusaciones cruzadas de utilización electoralista de un asunto tan delicado.

El Frente Amplio respaldaba la anulación de la Ley de Caducidad y así lo hizo saber con sus principales líderes firmando a favor del fin de la norma para pedir el plebiscito. Las principales fuerzas de la oposición, los Partidos Nacional y Colorado, mantuvieron posturas discordantes en su seno aunque predominaron quienes se oponían a la nulidad de la ley.