Público
Público

Los usuarios del metro de Londres se mentalizan para cada día

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sistema de metro de Londres sufre de tanta aglomeración de pasajeros que estos tienen que empatizar consigo mismos para hacer frente al estrés de utilizarlo, según un informe publicado el martes.

Una entrevista del Comité de Transporte de la Asamblea de Londres recogió que el 80 por ciento de los pasajeros soportaban la saturación, que causa incomodidad, mientras que más de la mitad eran incapaces de entrar en el primer vagón de una estación, por estar completo.

La situación era tan mala que los usuarios del subterráneo tenían que prepararse mentalmente para hacer frente al viaje, destacaron los investigadores.

Sus métodos incluían ''empatizar con uno mismo para la lucha al subir a bordo'', ''lucha de hombre contra hombre o supervivencia de los más aptos'' o la suspensión del comportamiento usual para tomar asiento incluso si hay una mujer embarazada o alguien con un bebé que pudiera necesitarlo.

"La inmensa mayoría percibía la experiencia de la saturación como altamente displicente y (como) una situación anormal'', recogió el informe ''Too close for comfort''.

"Quiere decir, que era apreciable que los viajeros regulares y los molestos se habían resignado a la masificación del metro y lo aceptaron como un aspecto incómodo de su viaje diario''.

El sondeo encontró que en horas punta de la mañana, algunos trenes llevaban más de cuatro personas por metro cuadrado.

El tramo más saturado se situaba entre Bethnal Green, al este de Londres, y la calle Liverpool, en la línea central, entre las 7 y las 10 de la mañana, con una media de casi 60.000 pasajeros.

El estudio anunció que el metro de Londres tenía que hacerse eco del problema y hacer los arreglos oportunos al ocuparse de obras de mejora o mantenimiento, argumentando que ciudades como Madrid sufrían muchas menos alteraciones.

"El metro de Londres no puede confiarse a la hora de encontrar maneras de hacer la situación más llevadera'', dijo la presidenta del comité, Caroline Pidgeon.

"Hay un prejuicio de que es inevitable un cierre de líneas que al parecer no tiene fin, pero, según la evidencia de nuestro informe y como demuestra Madrid, éste simplemente no es el caso''.

Transport for London (TfL) dijo que estaba gastando miles de millones de libras para mejorar la capacidad en la red en un 30 por ciento.

"Esto significará más trenes, capaces de llevar a más pasajeros, con viajes más rápidos y estaciones más grandes'', dijo un portavoz de TfL.

"Incluso hoy, la mejora en fiabilidad significa que más gente es transportada en el metro, comparada con hace tres años, sin causar hacinamiento''.