Público
Público

A la vacuna antisida le falta un buen trecho, según la Nobel NobBarre-Sinoussi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A la vacuna contra el sida le falta un buen trecho, pese a los avances alcanzados hasta el año pasado con un precursor para prevenir el contagio de este mal, manifestó la Nobel de medicina francesa Françoise Barre-Sinoussi.

Ante la apertura hoy de la XVIII Conferencia sobre el Sida en Viena, Barre-Sinoussi dijo a la agencia APA que la investigación sobre una vacuna profiláctica no ha sido un fracaso total, sino que es una forma de acumular información.

Advirtió de que, entre otras incógnitas, "ni siquiera se sabe qué respuesta inmunológica causaría una vacuna para prevenir el contagio".

La descubridora del virus VIH, que recibió el Nobel de medicina en 2008, rechazó el concepto de "cura" en relación con este virus y consideró que ya es deseable que un contagiado pueda vivir con esta infección sin tener que ser medicado constantemente.

"Nuestros tratamiento actual ya es muy eficaz, pero debe tomarse para el resto de la vida (del paciente), apuntó la científica en alusión a los preparados antirretrovirales actuales contra el sida.

"Hemos reducido la mortalidad por el VIH en el 85 por ciento (en Occidente), pero con un tratamiento continuo una parte de los pacientes que reciben una terapia antirretroviral muy activa sufre pronto enfermedades cardiovasculares y más frecuentemente cáncer como efectos secundarios", dijo Barre-Sinoussi.

También apostó por un acceso universal para todos los contagiados de sida, aunque este objetivo sea muy difícil y costoso.

Según las más recientes directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), deberían recibir tratamiento unos 20 millones de pacientes con VIH, en lugar de los cinco millones actuales.

Desde hoy hasta el 23 de julio, unos 25.000 participantes entre científicos, activistas, cooperantes y expertos en medicina abordarán el tratamiento y la prevención del sida, una mal que hoy sufren unos 33 millones de personas en todo el mundo, muchos de ellos en países en desarrollo de África y Asia central, con escasos medios económicos y médicos.