Público
Público

La vacuna contra la gripe A no llegará a la UE hasta diciembre

El retraso se justifica en la necesidad de precisar qué población de riesgo recibirá el tratamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vacunación contra la nueva gripe no empezará en Europa antes de diciembre. Se prevé que el fármaco esté listo en octubre, pero habrá que esperar unos meses antes de poder suministrarlo entre la población, según explicó ayer la secretaria general de la OMS, Margareth Chan, a los ministros de Sanidad de la Unión Europea, reunidos en Suecia.

La ministra española, Trinidad Jiménez, explicó al término del encuentro, en el que Chan intervino por videoconferencia, que la espera se justifica en que habrá que esperar a finalizar 'los estudios para ver qué incidencia tiene [la nueva gripe] en algunos grupos de población'.

La Agencia Europea del Medicamento (EMEA), con quien también deben coordinarse los países de la UE para determinar a qué población de riesgo se vacuna, también defendió la espera.

Los ministros de Sanidad de la UE se volverán a reunir en octubre para discutir sobre la vacunación. De momento, explicó Jiménez, se ha detectado que las embarazadas, los menores de dos años, las personas con diabetes, cardiopatías y afecciones respiratorias, además de otros enfermos crónicos, son grupos con riesgo de infectarse por el virus H1N1.

Con independencia de cuándo se vacune contra la nueva gripe, Sanidad confirmó ayer que se mantendrá la campaña anual de vacunación de la gripe estacional. A la vista del perfil de los enfermos de nueva gripe y de sus víctimas fallecidas, la gran diferencia con los grupos de riesgo de la gripe estacional es que el virus que ha originado la pandemia no afecta a los ancianos.

La UE también acordó crear una estrategia común para unificar el acceso de los estados miembros a las vacunas. Así lo defendió Jiménez en el encuentro. El objetivo, explicó, es que el fármaco llegue a todos los países al mismo tiempo y que el reparto responda a 'criterios técnicos y siguiendo la evidencia científica'.

Si la UE asume las riendas de la adquisición de vacunas, también se podrán obtener de las empresas farmacéuticas esos remedios a un precio más asequible y equiparable entre países. La presidencia sueca de la UE ofreció crear 'un consorcio que haga una licitación pública para acceder a la vacuna en aquellos países en que aún no se ha producido un preacuerdo con los laboratorios', explicó Jiménez. Así, defendió, se ayudará a los países de la UE más pequeños, con más dificultades para acceder al fármaco contra la nueva gripe.

La ministra insistió en que España está preparada para hacer frente al incremento de enfermos que se dará, previsiblemente, después del verano, cuando la bajada de las temperaturas facilite la propagación del virus H1N1.

'Hasta ahora, la curva epidemiológica nos informa de que en España se reciben una media de 10 o 15 casos diarios. Todavía tenemos una curva epidemiológica relativamente baja, pero con la llegada de la gripe estacional es posible que tengamos que atender a más casos', explicó Jiménez.

La ministra también recordó que, exceptuando la mujer que falleció la semana pasada en Madrid, 'la incidencia de la gripe es muy baja y la mortalidad aún es más baja que en la gripe estacional'. 'Tenemos que confiar en lo que los profesionales y autoridades sanitarias estamos haciendo y, sobre todo, saber que tenemos preparado cualquier escenario de futuro', tranquilizó.