Público
Público

La vacuna contra la tos convulsa no produce convulsiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

No hay demasiados motivospara preocuparse por los efectos adversos de la vacuna infantilcontra la tos convulsa, dijeron investigadores de los Centrospara el Control y la Prevención de Enfermedades de EstadosUnidos.

"Nuestros resultados ofrecen pruebas contundentes de que lavacuna no está asociada con convulsiones agudas y su aplicaciónen la infancia temprana es segura", publicaron en Pediatrics.

Una versión anterior de la vacuna, que protege también dela difteria y el tétanos, generó incertidumbre porquetriplicaba el riesgo de convulsiones con fiebre en los bebés.Si bien la mayoría de esos ataques son inofensivos, sondesagradables y pueden hacer que los niños se atraganten con lacomida.

El nuevo estudio es el más grande hasta ahora sobre elriesgo de convulsiones con la nueva vacuna, conocida como DTaPy recomendada en Estados Unidos desde 1997. EL estudio reuniódatos de más de 430.000 bebés vacunados entre 1997 y el 2006.

El equipo los siguió hasta justo antes de los 2 años y lamayoría recibieron cuatro vacunas desde los 2 meses de edad.Alrededor de 5.200 niños tuvieron convulsiones en algúnmomento, pero sólo 112 ocurrieron a los cuatro días de laaplicación de la inmunización.

En esos cuatro días se registraron 1.208 convulsiones porcada 100.000 bebés controlados durante un año, a diferencia delas 1.083 iniciales. Estadísticamente, esa diferencia podríaatribuirse al azar.

Tras controlar otros factores asociados con lasconvulsiones, como la edad y la vacuna contra el sarampión, laspaperas y la rubéola (MMR por su siglas en inglés), los bebéssufrieron menos convulsiones los días posteriores a lainmunización que en otras épocas.

Nuevamente, esa diferencia podría ser por azar.

"La preocupación pública por la seguridad de las vacunascreció significativamente en los últimos años", dijo James M.Baggs, de los CDC y autor principal del estudio.

"Nuestro mensaje para los padres es que el estudio obtuvoresultados muy sólidos sobre la falta de relación entre lavacuna DTaP y las convulsiones como un efectos secundario",agregó.

Los resultados coinciden con estudios previos de Canadá,confirmó el experto en vacunas David Scheifele, de laUniversity of British Columbia, en Vancouver, que no participóen la investigación.

"Seguimos vigilando los casos de convulsiones después de lainmunización", indicó a Reuters Health. "Los bebés en Canadátienen un nivel mínimo de riesgo desde la adopción de lasnuevas vacunas en 1997-8", explicó, atribuyendo los pocos casosque surgen más a otras infecciones que a la vacunación.

FUENTE: Pediatrics, online 19 de julio del 2010.