Público
Público

Vacunan a padres de bebés de alto riesgo en hospitales de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un nuevo estudio sugiere quela unidad de terapia intensiva neonatal (UTIN) es un buenentorno para ofrecer a los padres de bebés de alto riesgo laaplicación de la vacuna contra el tétanos, la difteria y la tosconvulsa para proteger a sus hijos de las infeccionespediátricas más frecuentes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedadesen Estados Unidos (CDC) recomiendan una dosis de la vacunatriple o TdaP para los adultos inmunizados que estarán encontacto con bebés menores de 12 meses en la UTIN, publicó larevista Pediatrics.

En el nuevo estudio, el equipo dirigido por Shetal I. Shahy Andrew M. Dylag, de la State University of New York, evaluóla posibilidad de administrarle la TdaP a los padres de bebésde alto riesgo en una UTIN.

Entre julio y octubre del 2007, los padres de bebésinternados en una UTIN recibieron información impresa a travésde una carta junto a la cama del bebé con explicación de losriesgos y los beneficios de recibir la vacuna TdaP.

Los riesgos de la tos convulsa se reforzaron a través deinformación suministrada por el personal de la unidad, a la vezque se destacó la importancia de la vacunación de los padres.Este servicio se ofreció de manera gratuita, durante 20 horaspor día.

Durante el estudio, 352 niños de entre 23 y 42 semanas devida ingresaron a la UTIN. De los 598 padres seleccionados, a495 (el 82,8 por ciento) se les ofreció la TdaP.

El equipo señala que al inicio del estudio menos del 2 porciento de los padres había recibido la vacuna.

En general, 430 padres recibieron la TdaP, es decir, unatasa de vacunación del 86,9 por ciento en la poblaciónestudiada.

El 11,1 por ciento de los padres (55) se negó a recibir lavacuna, generalmente porque consideraban que la tos convulsa noera una amenaza importante para la salud o porque no creían enla utilidad de la inmunización.

Diez padres (el 2 por ciento) tenían enfermedades que losexcluían clínicamente de la vacunación.

La edad de los padres no influyó en la tasa de vacunación,indicó el estudio. Las características de los bebés, como unamenor internación y un alto peso al nacer, coincidieron con lafalta de ofrecimiento de la vacuna.

La TdaP fue bien tolerada; no se registraron reaccionesalérgicas.

"Se necesitan más ensayos multicéntricos para determinar siesta tasa de inmunización se puede reproducir en otras UTIN yse puede mantener más allá de los cuatro meses que duró elestudio", concluyó el equipo.

FUENTE: Pediatrics, septiembre del 2008