Público
Público

El Valedor investiga los incidentes en el concierto de Bruce Springsteen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Valedor do Pobo, Benigno López, ha solicitado a la Xunta y al Ayuntamiento de Santiago información sobre los incidentes acaecidos en el concierto que el cantante norteamericano Bruce Springsteen ofreció en Santiago el pasado día 2.

En nota de prensa, el Valedor informa de esta decisión, tomada después de haber admitido más de treinta denuncias de ciudadanos ante la institución, que pueden poner en evidencia "las condiciones de seguridad de los asistentes por lo inadecuado de las instalaciones, e incluso los derechos de los consumidores".

Tras admitir las quejas, el Valedor promueve ahora una investigación para el esclarecimiento de los supuestos en que se basan y, con fecha de hoy, remitió escritos a las administraciones competentes en estas materias, el Ayuntamiento y la Consellería de Industria, instituciones a las que reclama información sobre lo acontecido.

Benigno López, en concreto, solicita de Economía que aporte información sobre las posibles responsabilidades en materia de consumo, y sobre las actuaciones que se promoverán en lo referente a arbitraje y eventuales soluciones.

Al alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, le requiere informe sobre los posibles problemas de seguridad colectiva que pudieron afectar al recinto, y datos sobre los permisos pertinentes para celebrar este tipo de conciertos, así como sobre el cumplimiento de las condiciones estipuladas.

En este caso, le reclama que en su respuesta explique el grado de cumplimiento de las funciones públicas en materia de protección civil y las posibles deficiencias detectadas en el recinto.

Durante la última semana, apunta el Valedor, llegaron a sus dependencias unas treinta quejas, que se suman a las presentadas ante la Policía y la oficina del Consumidor.

En ellas los ciudadanos se hicieron eco de los problemas que se encontraron al asistir al concierto, especialmente en lo concerniente a la seguridad, las instalaciones y los derechos de los consumidores.

De hecho, denunciaron haber pagado elevados precios por la entrada, que en algunos casos ni les fue requerida, y otras personas accedieron sin entrada, con un recinto "desbordado", mientras otros aficionados aseguran haber visto el concierto desde lugares inadecuados y otros abandonaron el lugar en vista de lo que consideraron peligrosidad.

Los afectados denunciaron que las puertas se abrieron muy tarde, lo que impidió un acceso ordenado, mientras no estaban señalizadas las salidas de emergencia, por lo que se pudo convertir en una "ratonera" en caso de que hubiera habido algún problema.

Finalmente, la nota del Valedor apunta que se produjeron avalanchas y empujones y en ningún momento se reservaro corredores de seguridad o zonas reservadas para actuaciones urgentes.