Público
Público

Valencia recibe al AVE como un maná anti crisis

 La construcción del tren ha generado una serie de expectativas  respecto a esta nueva infraestructura 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de meses oyendo y leyendo en todos los medios de comunicación, en boca de empresarios y políticos de un signo y otro, que la llegada del AVE llenará a Valencia de prosperidad, ayer la nueva estación construida para albergar la nueva línea era un manojo de nervios y esperanzas de negocio. El primer tren llegó a las 10:15, pero desde mucho antes una larga cola de taxis se alineaba bajo la lluvia, los camareros de las cafeterías limpiaban el polvo de las máquinas de café y ordenaban las naranjas sobre los exprimidores, y un enjambre de periodistas y políticos esperaba a los pasajeros en el andén.

Los 260 pasajeros que estrenaron el AVE, todavía somnolientos, abrieron mucho la boca de puro asombro cuando vieron correr hacia ellos a los reporteros, seguidos de los políticos y sus asesores, y un grupo de actores con ramos de rosas que les daban la bienvenida en nombre del PSOE regional. Había hasta una cantante, que se paseó de corrillo en corrillo para amenizar las explicaciones que los viajeros daban a unos y otros sobre la comodidad y velocidad de su viaje (una hora y media, dos menos que hasta ahora). Todo eran elogios, salvo las quejas de algunos pasajeros sobre el precio de la línea, un 40% más cara que el tren convencional, salvo ofertas puntuales de Renfe a través de su web.

La bienvenida no es exagerada si se tienen en cuenta las expectativas creadas en Valencia respecto a esta nueva infraestructura. El Ministerio de Fomento, autor de la obra, cifra en 22.500 millones el volumen de negocio en el próximo sexenio y en 136.000 los nuevos empleos.

La Generalitat, que se atribuye el mérito de haber solicitado el AVE desde hace 20 años y ha celebrado su llegada como un éxito propio, prevé 790.000 nuevos viajeros, la multiplicación por tres del llamado 'turismo de negocios' en 2011 y 32.500 empleos anuales en el sector turístico, entre otras previsiones igualmente alentadoras.

Aprovechar este negocio

Los empresarios han recogido el guante y se preparan 'para que nadie deje de aprovechar las oportunidades de este negocio', en palabras de José Vicente Morata, presidente de la Cámara de Comercio. Esta entidad coordina un plan común con la administración local y regional que incluye paquetes turísticos que combinarán el AVE con visitas a monumentos o parajes naturales valencianos, rutas de todo tipo que se publicitarán en las estaciones de la línea e incluso cursos de idiomas para los taxistas.

Los políticos, sin embargo, no han conseguido contagiar a todos. Ecologistas y sindicalistas de CGT y CCOO, entre otros colectivos han formado una plataforma que se manifestó frente a la estación el pasado sábado. Se quejan del 'elitismo' del nuevo tren, piden más inversión en las líneas de regionales y cercanías y desde hace meses vaticinan que la multimillonaria inversión del AVE no dará el rédito prometido. El tiempo dirá quién tiene razón.