Público
Público

Valencia retirará los anuncios eróticos "de manera inmediata"

La empresa responsable de los anuncios ya ha respondido a las exigencias de la AVM

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La empresa responsable de promocionar clubes de alterne y páginas de contactos en la parte trasera de los autobuses interurbanos de Valencia ya ha comunicado que retirará los anuncios 'de manera inmediata'. Así lo ha asegurado Mar Martínez, la directora de la Agencia Valenciana de la Movilidad (AVM), que es la institución pública dependiente de la Generalitat que administra Metrobús.

Ante el revuelo que había causado la información denunciada por Público, la directora de la AVM ya había dado tres días de plazo a la empresa concesionaria del servicio para la retirada de los polémicos anuncios. Previamente, la oposión y el propio Instituto de la Mujer habían manifestado su indignación.

La Generalitat ha considerado que las imágenes se publicitan en varias líneas de autobús 'incumplen claramente los requisitos de imagen y de medidas de Metrobús', la marca comercial bajo la que opera las empresas de transporte de autobús en el área metropolitana de Valencia.

Además, según ha explicado la directora de la AVM, 'se ha enviado un requerimiento al resto de empresas que operan bajo la marca Metrobús recordándoles que tienen que ajustarse a unos requisitos de imagen corporativa y que deben estar vigilantes' para no incluir publicidad ilícita.

Aunque según EFE esos anuncios podían verse en los autobuses valencianos desde abril, el Gobierno valenciano ha querido desmarcarse asegurando que desconocían el contenido de la publicidad, de cuya gestión se encarga una empresa de medios que le consigue a los anunciantes.

El cambio de opinión de la Generalitat ha sido radical: este miércoles por la mañana  la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, defendía la legalidad de los contratos de publicidad que están detrás de estos anuncios aunque reconocía que le parecían 'poco éticos'.

Antes del anuncio de la Generalitat, la secretaria de Estado de Igualdad, Laura Seara Sobrado,  había condenado los anuncios y anunciaba que el Instituto de la Mujer iba a actuar de oficio para forzar las retirada de la polémica publicidad. 

'Detrás de cada anuncio hay una víctima de explotación sexual', ha dicho Nieto

La presidenta de la Asociación para la Prevención y Reinserción de la Mujer Prostituida (APRAMP), Rocío Nieto, que intervino junto con Seara en el acto de presentación, también defendió la erradicación de esa publicidad porque a su juicio 'está demostrado que detrás de cada anuncio hay una víctima de explotación sexual'.

La diputada autonómica de EUPV Esther López Barceló, también registraba en les Corts (Parlamento de Valencia) una solicitud de comparecencia de la consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, para que explicase 'por qué una agencia dependiente de su Conselleria —en referencia a la Agencia Valenciana de Movilidad (AVM)— gana dinero en publicidad haciendo abiertamente apología de la explotación sexual'.

Un mismo partido gobernante, pero dos varas de medir a la hora de decidir qué anuncios sí se permiten en los autobuses de la Comunidad Valenciana y cuáles no. Es lo que piensa la Associació Valenciana d Ateus i Lliurepensadors (Avall), que en 2009 vio cómo el consistorio de Valencia, regentado por el PP, le denegaba los autobuses de la ciudad para difundir su campaña con el lema Probablemente Dios no exista. Deja de preocuparte y disfruta de la vida.

'A nosotros no se nos permitió esa campaña por la presión de la Iglesia, que sí puede hacer anuncios contra el aborto o a favor de la visita del Papa, y ahora el Gobierno valenciano, también gobernado por el PP, admite algo socialmente reprobable como una publicidad de prostíbulos', dijo a Servimedia el presidente de Avall, Antonio Pérez Solís.

La asociación protestó en su día por el veto a los 'buses ateos'. Dice que primero obtuvo la callada por respuesta del ayuntamiento y después llevó el asunto a los tribunales, pero su queja fue desestimada.