Público
Público

El Valencia tratará de acabar en San Mamés con el maleficio del campeón de Copa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Valencia, que visita mañana al Athletic de Bilbao tras haberse proclamado el miércoles campeón de la Copa del Rey, tratará de terminar en San Mamés con el maleficio que persigue al campeón de este torneo, que no gana el compromiso liguero posterior a la obtención del título desde hace casi veinte años.

La última vez que un campeón de Copa del Rey fue capaz de superar la resaca del título fue en 1990 cuando el Barcelona se impuso al Valencia por 2-1 en el Nou Camp tras haber conquistado la Copa tres días antes, al vencer al Real Madrid por 2-0 en Mestalla.

Se da la circunstancia de que este pasillo no se ha realizado cuando la final de la Copa del Rey ha sido el último partido de la temporada, pero en los años en los que la final se ha jugado antes de la conclusión de la Liga, a los tres o cuatro días de la final, el campeón ha tenido siempre que afrontar un nuevo partido.

Desde 1990, un total de seis equipos han intentado sobreponerse al título, aunque no han tenido éxito, con un balance de tres derrotas y tres empates.

El último equipo que sufrió esta circunstancia fue el Espanyol que, tras imponerse en la final de 2006 al Zaragoza por 4-1 fue goleado en Mestalla por el Valencia cuatro días después, incluso con más contundencia (4-0).

Los otros campeones víctimas de esta adversidad fueron el Zaragoza en dos ocasiones (1994 y 2004), el Deportivo de La Coruña en 2002, el Barcelona en 1998 y Atlético de Madrid en 1996.