Público
Público

Valencia se vuelve a subir al escenario de Copa tras 879 días de litigios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ciudad de Valencia se volverá a subir al escenario de la Copa del América, cuya 32 edición acogió con éxito el verano de 2007, después de 879 días de litigio judicial (hasta el 15 del 12 incluido) entre el defensor suizo Alinghi y el sindicato estadounidense BMW-Oracle.

El Panel de Apelación del Tribunal Supremo de Nueva York ha desestimado el recurso de Alinghi para reponer Ras al Jaima (Emiratos Árabes) como sede de la 33 edición, por lo que será Valencia la que, a partir del 8 de febrero, acogerá el duelo entre el catamarán suizo y el trimarán estadounidense.

Han sido casi 29 meses y once pleitos en los que la competición ha dado prácticamente la vuelta al mundo, ya que la decisión inicial de que Valencia repitiera se fue al traste por la incertidumbre a causa del litigio y luego Alinghi, optó por la ciudad árabe de Ras al Jaima e incluso propuso la costa este de Australia.

Los enfrentamientos en los tribunales entre suizos y estadounidenses arrancaron con una demanda de BMW-Oracle el 20 de julio de 2007, al considerar inválido el Club Náutico Español de Vela (CNEV) como 'challenger of record' y el Protocolo que como primer desafío inscrito firmó con Alinghi para la 33 edición de la regata.

Este inicio judicial tuvo su continuidad con once demandas y apelaciones, que han acumulado de trabajo a los abogados de ambos equipos y que se han saldado con sentencias favorables a los intereses de uno y otro equipo, aunque mayormente para el BMW-Oracle.

Tras varios meses de conflicto y diferentes jueces implicados, el tribunal determinó que el CNEV, al que representaba el Desafío Español, no era válido como 'challenger of récord', y se designó al BMW-Oracle como primer desafío inscrito.

Igualmente, se estableció que la competición sería un duelo al mejor de tres regatas en multicascos entre Alinghi y BMW-Oracle y que la fecha de celebración sería febrero de 2010, en una sede que el defensor suizo anunció hace tres meses -Ras al Jaima- y que los tribunales han desestimado.

Protocolo, fechas, reglas, sedes, embarcaciones. Cualquier excusa ha sido buena a lo largo de los últimos dos años y casi cinco meses para que se vieran enfrentasen en los juzgados neoyorquinos los suizos y los estadounidenses.

Mientras la competición se resolvía en los despachos, este 'tsunami judicial' traía las peores consecuencias posibles para la Copa, ya que el éxito granjeado en su 32 edición en Valencia, acuñada como la mejor de la historia, se vio empañado.

La incertidumbre que se generó en torno a la competición llevó a la organización suiza, que ya había publicado el calendario de competición y las reglas de la regata, a romper su compromiso de volver a celebrarla en Valencia, en 2009 y con varios equipos.

Un giro total en el proceso a finales de 2008, permitió a Alinghi, -hasta ahora perdedor en los tribunales-, reactivar la competición, anunciar nuevo calendario, nuevo plazo de inscripción de equipos y las reglas. Casi una veintena de equipos se inscribieron para celebrar una competición en Valencia en 2010.

De nuevo la capital valenciana saltó a la palestra y, con apelación por medio incluida por parte de BMW-Oracle, Alinghi llegó a decir que Valencia sería la sede con independencia de lo que dijeran los tribunales. Incluso la ciudad acordó la celebración de prerregatas, fuera o no a celebrarse una competición convencional.

Pero en abril de 2009, los jueces dieron el espaldarazo definitivo al equipo estadounidense -la 33 edición sería un duelo con Alinghi- y Valencia anuló su contrato para celebrar regatas previas en sus aguas.

Las desavenencias entre suizos y estadounidenses obligaron al tribunal a elegir la fecha de la regata -febrero de 2010- y cuando Alinghi eligió como sede Ras Al Jaima, el BMW-Oracle consideró que era ilegal e insegura y reclamó que la competición volviera a Valencia.

Pese a sus reticencias iniciales, Alinghi, que propuso como sede alternativa la costa este de Australia, en el hemisferio sur, para competir bajo las normas Deed of Gift, y que insistió ante la División de Apelación en retrasar la regata a mayo y que se regresara a Ras Al Jaima, ha acatado la decisión judicial.

A la espera de la decisión del Tribunal y con un 99,9 por ciento de posibilidades de volver a ser la sede, la ciudad que acogió "la mejor Copa América de la historia" ya había reactivado la frenética actividad en el puerto antes de conocer la apelación.

Ahora, tras la ratificación de hoy, la cuenta atrás ha comenzado para acoger a partir del 8 de febrero de 2010 la 33 Copa del América, que será a más de tres regatas (cinco o siete), con el deseo de reeditar los éxitos pasados y poder acoger la siguiente edición en formato convencional con varios equipos.