Público
Público

Valiosos archivos del exilio español, reunidos en una sede estable en México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Libros, como la primera edición en México de "Poeta en Nueva York", cartas de exiliados, fotografías y obra pictórica son algunas de las joyas de uno de los mayores archivos del exilio español, que se reunirá en una sede estable en México gracias a un convenio firmado hoy en Madrid.

El Ateneo Español en México, propietario del archivo, firmó hoy un acuerdo con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) para preservar, expandir y difundir ese acervo documental.

En virtud del convenio, un edificio de la UNED en México acogerá el archivo a partir de 2009, "coincidiendo con el 70 aniversario del final de la Guerra Civil y el principio del exilio", contó a Efe el vicerrector de Relaciones Internacionales e Institucionales de la UNED, Francisco Álvarez.

De esta forma, se podrá adaptar el archivo a los nuevos soportes tecnológicos para que los estudiosos puedan acceder a él tanto en la universidad como a través de Internet.

Gracias a este convenio, el Ateneo, fundado en 1949, podrá tener finalmente "sede permanente" en México, con espacio para mostrar todo su archivo, recibir más donaciones y dar mejor atención a los investigadores, dijo a Efe el presidente del Ateneo Español de México, Carlos Vélez Ocón.

Además, las dos instituciones se comprometieron a crear en México un centro de estudios sobre las migraciones y los exilios.

El archivo del Ateneo, creado a partir de donaciones, incluye una biblioteca especializada de 7.000 volúmenes sobre la II República española (1931-36), la Guerra Civil española (1936-39) y el exilio.

Otros libros de interés son la primera edición en México de "Poeta en Nueva York", de Federico García Lorca, y una edición del "Canto General", de Pablo Neruda, firmada por el autor y los dos ilustradores del libro, David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera.

Hay también cartas de exiliados, fotos y obra pictórica, "que es muy representativa, porque hay obras de todos los pintores españoles que llegaron a México", como Ramón Gaya o Arturo Souto, así como documentos de interés no relacionados con el exilio español, como algunos de Fidel Castro cuando estaba refugiado en México.