Público
Público

Unos vándalos roban el cadáver de un ex presidente chipriota

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos vándalos robaron el cadáver del ex presidente chipriota Tassos Papadopoulos el viernes, profanando la tumba de un político que falleció hace un año y vaciando su ataúd.

Se piensa que los autores trabajaron bajo una lluvia torrencial durante la noche y la profanación fue descubierta el viernes por la mañana, un día antes del aniversario de su muerte en 2008.

Un ex guardaespaldas que vistió la tumba encontró montones de tierra junto a la misma y un ataúd vacío.

Nadie ha reclamado la responsabilidad y los motivos de los vándalos no están claros.

"Pido al público que mantenga la calma a la luz de esta provocación. No puedo describir este acto de ningún otro modo", dijo el chipriota Demetris Christofias desde Bruselas, donde acude a una cumbre de la UE.

"Es un sacrilegio", dijo a periodistas. "Es un acto inmoral y condenable que supone un grave daño a nuestra cultura y el respeto a nuestros muertos".

La tumba se cree que fue vaciada durante la noche y los vándalos tuvieron que mover una lápida de mármol de 250 kilos que cubría la sepultura antes de cavar.

Los ladrones dejaron un icono griego ortodoxo con el que fue enterrado Papadopoulos.

Papadopoulos fue presidente de Chipre entre 2003 y 2008, perdiendo la reelección ante Christofias, ex socio de su coalición en su Gobierno de centro-izquierda.

Durante su periodo en el cargo, lideró el rechazo greco-chipriota de un borrador de las Naciones Unidas para la reunificación de Chipre, dividida en 1974 por una invasión turca tras un breve golpe de estado pro-griego.

Papadopoulos fue admirado por muchos greco-chipriotas por imponerse ante la comunidad internacional y rechazar el plan. Para otros, sembró la división en la comunidad greco-chipriota.

Christofias está ahora negociando con la comunidad turco-chipriota la reunificación de la isla mediterránea como una federación bicomunal y bizonal.

La familia de Papadopoulos dijo que continuaría como tenía planeado con un servicio religioso en su memoria el sábado.

"Este sacrilegio, aparte de la tristeza y ira que ha causado, no puede enterrar de ningún modo las políticas y el legado que dejó Tassos Papadopoulos", dijo en un comunicado.

"Esté donde esté ahora, su voz continuará siendo escuchada durante estos difíciles tiempos para nuestra causa nacional".

Papadopoulos, un fumador empedernido, murió a los 74 años el 12 de diciembre de 2008.