Público
Público

Vargas Llosa redescubre a Onetti en su último ensayo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mundo de ficción en las obras de Juan Carlos Onetti es el centro del último ensayo de Mario Vargas Llosa, en el que hace un recorrido por la obra del escritor uruguayo.

"El viaje a la ficción. El mundo de Juan Carlos Onetti" sale publicado por Alfaguara en el umbral del centenario del escritor, que falleció en Madrid en 1994, y completa una galería de ensayos de Vargas Llosa sobre algunos de los grandes nombres de la literatura contemporánea, como Gabriel García Márquez o Gustave Flaubert.

"Gocé muchísimo escribiendo este libro, tratando de entender a un gran escritor", dijo el autor de origen peruano en la presentación de la obra en Madrid.

Vargas Llosa explicó que el ensayo nació "con el entusiasmo que me produjo descubrir a Onetti en los 60, es un mundo muy rico, personal, escrito con gran destreza y modernidad", pero que no se materializó hasta hace dos años, con motivo de un curso que dio en la Universidad estadounidense de Georgetown.

"Tuve la ocasión de leer toda su obra (...), y tiene una extraordinaria unidad, como si hubiese sido programada desde el principio. Los cuentos y novelas se enriquecen recíprocamente, y eso no pasa con muchos escritores", afirmó.

El ensayo trata de un aspecto que el académico de la Lengua calificó de central en la obra de Onetti: una situación que se repite en sus obras, en la que un hombre o una mujer viven una situación de gran tensión emocional, económica o de otro tipo, que les lleva a un abismo de desesperación, de ruptura, de desplome, y entonces se fugan hacia lo imaginario.

"El mundo imaginario como refugio, escapatoria, para quienes creen que en este mundo la vida es invisible y no quieren caer en el suicidio", contó Vargas Llosa, y agregó que "no nos sentimos alejados, sino incorporados a ese mundo fantástico".

su primera novela es de 1939 - era muy provinciana, marcada por el costumbrismo y el folclore.

El uruguayo, marcado por grandes escritores como William Faulkner, James Joyce o Louis-Ferdinand Céline, tiene una obra profundamente latinoamericana.

"Es una involuntaria pero inequívoca alegoría del gran fracaso, frustración, de América Latina, de cómo se va quedando atrás", señaló Vargas Llosa.

El escritor nacionalizado español quiso terminar con una nota positiva: "El mundo de Onetti es negro, marcado por el pesimismo, pero es relativo, tiene un límite. En su entrega y en la belleza de su mundo hay antídotos contra ese pesimismo".

La próxima obra del prolífico escritor estará dedicada al diplomático Roger Casement, para lo que acaba de pasar dos semanas en Congo con Médicos Sin Fronteras.