Público
Público

Varias mareas humanas recorrerán Madrid el 15-S contra el retroceso social y laboral

Los convocantes esperan juntar hasta a un millón de personas en la plaza de Colón de la capital. El 15-M se une a la convocatoria a través de un 'bloque crítico'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La del sábado no será una manifestación al uso. No habrá una sola cabecera, ni un punto de inicio o un único recorrido. El objetivo de las más de 500 organizaciones sindicales, colectivos y asociaciones que están detrás de esta convocatoria es colapsar el centro de Madrid con diferentes mareas humanas que evidencien el malestar social por los recortes en derechos laborales y sociales que está llevando a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy

Desde las 10.30 de la mañana diferentes columnas partirán desde edificios emblemáticos de la ciudad. Así, docentes, padres y alumnos se concentrarán ante el Ministerio de Educación donde, ataviados con las camisetas verdes que han simbolizado su defensa de la enseñanza pública, marcharán hasta la madrileña plaza de Colón. La marea blanca del personal sanitario, afectado también por los recortes en el sector público y por los ataques a su código deontológico al entrar en vigor un decreto que les impide atender a inmigrantes sinpapeles, tendrá su punto de inicio ante la sede del departamento que dirige Ana Mato. De las inmediaciones del Ministerio de Sanidad también saldrá la marea naranja, compuesta por personas afectadas por los tijeretazos en servicios sociales y la Ley de Dependencia

Las asociaciones de mujeres, que temen que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, instale una normativa sobre el aborto aún más restrictiva que la antigua ley de supuestos (vigente entre 1985 y 2010), se concentrarán en el edificio de la Bolsa. Los autobuses que llegarán desde las diferentes comunidades autónomas también avanzarán en columnas hacia el centro de la capital. 

Hacia las 12 horas está previsto que, ya en la plaza de Colón, donde se instalará un escenario, tomen la palabra los líderes de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez. También hablarán representantes de dos o tres organizaciones sindicales más, así como de un par de colectivos y asociaciones. Finalmente, se leerá un manifiesto. 

Los convocantes no se atreven a dar cifras de afluencia, pero fuentes sindicales aseguran que los promotores son optimistas y que creen que la convocatoria puede llegar a aglutinar a un millón de personas en la capital.

La asamblea general surgida de la acampada de la Puerta del Sol de Madrid consesuó ayer acudir como 'bloque crítico' a la marcha del próximo sábado. Los indignados, que comparten las líneas básicas de protesta bajo las que se ha perfilado esta movilización, participarán por tanto en la concentración, si bien no lo harán estrictamente al lado de los convocantes.

De esta manera, los activistas del 15-M pretenden mostrar su rechazo a un 'sindicalismo mayoritario' que, consideran, 'no lucha lo suficiente por los intereses laborales y sociales' de la ciudadanía. Así, critican la reunión que los líderes de UGT y CCOO  mantuvieron con la canciller alemana, Angela Merkel y expresan su rechazo al 'pactismo social' de las centrales sindicales mayoritarias. 

Los indignados asistirán a la convocatoria bajo el lema Bloque Crítico, 15-M por la Huelga General.