Público
Público

Varios cientos de personas se manifiestan en Ibarra contra la Ertzaintza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios cientos de personas han recorrido hoy en silencio las calles de Ibarra (Guipúzcoa) para protestar contra la actuación de la Ertzaintza, que la madrugada del pasado viernes cargó para impedir el recibimiento en la localidad a la etarra Maite Aranalde tras su puesta en libertad bajo fianza.

La manifestación, convocada con el lema "Utzi pakean Ibarra" (Dejad Ibarra en paz), ha iniciado su andadura pasadas las 18:00 horas en la plaza del ayuntamiento de la localidad natal de la etarra y ha transcurrido sin incidentes bajo la supervisión de efectivos de la Ertzaintza dispuestos a lo largo de la marcha.

Tras cuarenta minutos de recorrido silencioso por las calles del pueblo, los manifestantes han regresado a la plaza del ayuntamiento donde han aplaudido durante varios minutos antes de dar por concluida la protesta.

La madrugada del pasado viernes, la Ertzaintza impidió que un centenar de personas, entre ellas familiares de Maite Aranalde, recibiera a la etarra en la carretera que une Tolosa con Ibarra, en cumplimiento de la orden del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.

El magistrado consideró que el homenaje estaba organizado por la formación ilegalizada Askatasuna y que se enmarcaba "en el objetivo de la directriz de ETA de tributar homenajes a sus militantes con ocasión de su excarcelación".

La Ertzaintza acudió a esta carretera y cargó con material antidisturbios contra los concentrados, al tiempo que detuvo a un hombre, al parecer un tío de la etarra, según indicaron otros familiares.

Esta persona, que el mismo viernes fue puesta en libertad, ha sido una de las encargadas de sostener la pancarta que ha encabezado la manifestación de hoy.

Maite Aranalde, extraditada por Francia el pasado martes, quedó en libertad la tarde del jueves tras pagar una fianza de 12.000 euros.

La etarra está acusada en España en varios procedimientos judiciales, si bien Francia sólo ha concedido de momento su extradición para enjuiciarla por un delito de tenencia de explosivos como miembro de un grupo de apoyo al "comando Donosti" de ETA.