Público
Público

Yihadistas Nueve detenidos en una operación contra el terrorismo yihadista en Barcelona vinculada a los atentados de Bruselas

Varios de los arrestados están relacionados con Yassime Atar, el hermano del supuesto cerebro de la masacre

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Uno de los detenidos es llevado por los agentes tras la operación antiyihadista en Barcelona.- REUTERS

Los Mossos d'Esquadra han detenido a nueve personas en la operación contra el terrorismo yihadista llevada a cabo hoy en el área metropolitana de Barcelona, en la que cuatro de ellos están vinculados con los autores del atentado del metro y el aeropuerto de Bruselas de marzo del pasado año.

Varios de los supuestos yihadistas detenidos están relacionados con Yassime Atar, encarcelado en Bélgica y acusado de dar apoyo logístico a los atentados en el aeropuerto y el metro de Bruselas en marzo de 2016, organizado supuestamente por su hermano Ossama, aún desaparecido. Según han informado fuentes cercanas al caso, Ossama Atar, considerado el cerebro de los atentados de Bruselas y al que busca la policía de Bélgica, no figura entre los nueve detenidos hoy por los Mossos d'Esquadra en el área metropolitana de Barcelona, ni se le ha localizado.

Según fuentes consultadas por Efe, los Mossos d'Esquadra se pusieron sobre el rastro de los detenidos hoy a raíz de una denuncia ciudadana por un tema relacionado con el tráfico de drogas, lo que permitió que los agentes, tirando del hilo, comprobasen que había vínculos de los sospechosos con algunos de los autores del atentado de Bélgica.

Según ha informado la policía catalana en un comunicado, en la operación, que ha arrancado hacia las 04.30 horas de la madrugada, se ha detenido a nueve personas y se han practicado siete registros en la ciudad de Barcelona y uno en cada uno de las ciudades de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Ripollet (Barcelona), Cornellà de Llobregat (Barcelona) y Masquefa (Barcelona).

Los nueve detenidos son todos hombres de entre 30 y 40 años de edad, uno de nacionalidad española y el resto de nacionalidad marroquí, que está previsto que pasen a disposición de la Audiencia Nacional el próximo jueves 27, acusados de los delitos de integración en organización terrorista, integración en organización criminal, tráfico de drogas, robo con violencia, tenencia de armas y blanqueo de capitales. La mayoría de los detenidos tienen antecedentes policiales por delincuencia común y actividades de crimen organizado, en su mayoría vinculadas al tráfico de drogas, según fuentes cercanas al caso.

Según los Mossos, la investigación, que se inició hace ocho meses, destaca por su "complejidad", la pluralidad de delitos investigados, el número de personas implicadas y los centenares de miles de datos que los analistas policiales han analizado para poder establecer las relaciones de algunos investigados con los detenidos en Bélgica por su participación en los atentados de marzo de 2016.

En la operación, denominada Apolo, los Mossos d'Esquadra han practicado doce registros, en colaboración con la Policía Federal Belga y la Policía Nacional, en los que se han intervenido armas de fuego, diversas sustancias estupefacientes, abundante documentación, dispositivos electrónicos, ordenadores y dinero en efectivo.

De forma simultánea, los Mossos y la Policía Nacional están colaborando con la policía marroquí en varios registros que se están practicando en Marruecos en los domicilios de los arrestados, en virtud de una comisión rogatoria internacional solicitada por el titular del juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco.

El nuevo Mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha explicado en una entrevista en TV3 que la investigación "podría" ayudar a resolver atentados realizados en otros países como Bélgica y Francia, y ha recordado que los Mossos d'Esquadra han trabajado en colaboración con la policía de Bélgica.