Público
Público

Varios historiadores coinciden en que España no tuvo una derecha, sino muchas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"En España no hubo una derecha, sino muchas derechas, y siempre estuvieron en contacto con Europa" entre 1914 y 1945, según las conclusiones de "Soldados de Dios y Apóstoles de la Patria", un volumen colectivo en el que han intervenido, entre otros, Paul Preston y Enrique Moradiellos.

Así lo ha dicho a Efe el profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Granada Miguel Ángel del Arco Blanco, editor y coordinador de este volumen junto al también historiador Alejandro Quiroga, profesor en la británica Universidad de Newcastle para la editorial granadina Comares.

En ese periodo, España, "otra vez más, no fue diferente" y "dentro de la heterogeneidad de las derechas españolas, que fueron tremendamente coherentes, hubo dos aspectos que cimentaron la unidad, dos aspectos que unían a todos en contra de la democracia y en la defensa de unos valores tradicionales que, en parte, hoy han quedado atrás: el nacionalismo y el catolicismo."

"Estos dos elementos no fueron en ningún caso opuestos, y los encontramos en casi todos los personajes" analizados en el libro, como Franco, Miguel Primo de Rivera y Gil Robles, explica Del Arco.

Pero también aparecen en personajes de menor relevancia como el médico-psiquiatra Antonio Vallejo-Nágera, el ingeniero e íntimo amigo de Franco Juan Antonio Suanzes, el jurista Carlos Ruiz Del Castillo, el intelectual Ramiro de Maeztu, el cura nazi (y después abertzale) Martín de Arrizubieta, la novelista y fascista Carmen de Icaza y el sacerdote Juan Tusquets.

El título del libro se debe a que aunque "existieron distintos proyectos de España, distintos grados de la importancia que tenía que jugar la religión católica en el país, todos los personajes analizados en el libro -salvo (Francesc) Cambó, quizá con matices- tenían una idea clara de la España que querían imponer a los demás y concebían que el catolicismo era parte inseparable de lo que había sido España y debía ser en un futuro".

Michael Richards, Eduardo González-Calleja, Enric Ucelay-Da Cal, Francisco Cobo Romero, Xosé Manoel Núñez Seixas son otros de los historiadores que intervienen en este libro, que lleva por subtítulo "Las derechas españolas en la Europa de entreguerras".

Según Del Arco, el interés de este estudio sobre las derechas españolas se debe a que "parte de la izquierda quizá ha minusvalorado su complejidad y la capacidad de atracción que pudieron tener para grandes sectores de la población."

"Más allá de denunciar sus ideas, del todo antidemocráticas, queríamos conocer por qué pensaban así, la coherencia de su pensamiento, qué les llevó a actuar de una u otra forma... y por qué ellos sólo fueron unos más de tantos otros, para, como historiadores, encontrar respuestas en el pasado desde las preguntas que nos hacemos en el presente", explica Del Arco.

Según el historiador, a diferencia de lo que sucede con volúmenes colectivos dedicados a personalidades de izquierda, no existía ningún libro colectivo que aunase las vidas de algunos personajes pertenecientes a la derecha.

El volumen ofrece biografías de estas principales personalidades de la derecha porque, en palabras de Del Arco, "la biografía es un método óptimo para acercarse a la ideología, pero también a las experiencias vitales, de cualquier personaje histórico; y lo que fueron y cómo actuaron estuvo determinado por la interacción de estos dos aspectos".

Alfredo Valenzuela